Algarve 2016.18 al 21 julio 2016 Albufeira-Portimao.

Salimos a media mañana,repostaje de depósito y petacas y partimos sin incidentes.Parece ser que lleva varios días soplando el levante en el Estrecho con rachas de hasta 50 nudos,que debe de ser el motivo por el que seguímos con este incomodísimo mar de fondo que nos entra por el través/aleta de babor.

 

Esta etapa es muy cortita ,sobre unas 18 millas, y menos mal que es así,porque al rato de zarpar de Albufeira,debido a la ausencia de viento y a la maldita ola que nos balancea  de lo lindo,Nuria empezó a encontrarse mal y no se recuperó hasta Portimão,lo cual fué una pena,no solo por el mal rato,sino porque se perdió las bonitas vistas de la costa,plagada de cuevas,calas y acantilados.

 

El  plan inicial era ir muy cerca de costa,para poder apreciar mejor la fantástica orografía ,incluso teníamos contemplado fondear y acercarnos con el dinghy a algunas de las mas características como la de Algar de Benagil,pero la mar formada desaconsejaba totalmente la practica, lo cual, sumado al estado de Nuria lo hacia prohibitivo;otra vez será,incluso las pocas embarcaciones semirrígidas que vimos con potentes motores fueraborda,que se dedican a llevar  a los turistas a visitar las cuevas se mantenían a distancia de seguridad .

 

Portimão es una localidad que se encuentra en el margen derecho del rio Arade, el cual nace en la sierra de Caldeirão,muy cerca de su desembocadura. la desembocadura del rio esta protegida por dos espigones que deja en su interior una magnífica zona de fondeo,pero un poco saturada de barcos,además,como queríamos visitar tranquilamente la localidad decidimos ir a puerto por comodidad y seguridad ya que cuando uno esta fondeado no visita los lugares con la misma tranquilidad.

 

la marina  de Portimão,ufff,que decir,creo que es el mejor puerto que hemos conocido hasta el momento,grande, tranquilo,con un pantalán de espera kilométrico,buenas instalaciones,con locales cerca del mismo donde tomarte algo o cenar bien si no te apetece ir al pueblo,buen trato del personal y un precio aceptable,barato diria yo si comparamos con otros puertos  como se suele decir calidad/precio.eso si,con una mini rampa de madera que une el pantalán de espera con la recepción que resbala como su p....ta madre,donde casi nos partimos la espalda  los dos al intentar no caer al suelo tanto a la ida como a la vuelta.durante los días siguientes muchos fueron los que vimos caer en la rampa de mierda que han puesto allí,seguro que los marineros,muy amables por cierto(habia tres esperándonos para ayudar a amarrar cuando llegamos) hacen apuesta a ver quien se la pega.

 

Nos dan a elegir amarre y nos vamos para alla.   ¿que coj.....es nos pasa a la hora de amarrar? otra vez,que es este,no,el siguiente,ah no,que era el de antes,pa tras,pa lante,tenía que haberle  dado más atras ,bueno creo que entro y .....otra vez la hemos liao y eso que esto es inmenso.No tenemos remedio,pero bueno ya hemos amarrado sin que nada más que nuestro orgullo haya salido dañado.

 

Algunas imágenes de la costa.

 


 

 

 

 

 

 

 

LLegando a Portimão

 

 

 

 

 

 

 

Espigón este de la desembocadura del rio Arade,detrás se encuentra el fodeadero.

 

 

 

 

 

Fondeadero,al fondo el espigón anterior.

 

 

 

 

 

 

 

Otra vista.

Según remontamos el río Arade desde la desembocadura a estribor queda el fondeadero,una vez pasado el mismo se encuentra el castillo de Ferragudo,es privado y no se puede visitar,y si seguimos un poco más el pueblo de Ferragudo,donde hay un pequeño embarcadero donde se puede dejar la auxiliar y visitar la zona o tomarte algo en el restaurante que hay justo encima de este,eso si hace falta un cabo largo para amarrar pues es bastante alto y al  lado hay una escalera para desembarcar.A babor justo enfrente del castillo se encuentra la marina de Portimao.

 

Te puedes mover por todo el rio en varios servicios de acuataxi que existen y que te dejan incluso en la playa que quieras.

 

 

 

 

 

 

 

Castillo de Ferragudo,la playa para nosotros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde la marina.

 

 

 

 

 

Pantalán de espera inmenso.

 

 

 

 

 

Bocana de la marina.

 

 

 

 

 

Hay cuatro veces mas sitio que en Albufeira,pues ni así conseguimos amarra decentemente.

Desde la marina al centro de Portimão hay unos 20 minutos andando,o puedes ir en acuataxi que te viene a recoger al pantalán de espera.En dirección a la playa,que está equipada con todo tipo de instalaciones deportivas,escenarios y demás hay una zona de bares y restaurantes  a escasos 10 min andando y ya se encuentra uno en lo que es la zona turística con demasiada gente para nuestro gusto,aunque la noche antes de zarpar hacia Vilamoura fuimos a  saciar un antojo de pizza.

 

 

 

 

 

 

 

En el centro de Portimão hay varios muelles con embarcaciones de recreo pero desconocemos como se gestiona el amarre.

 

 

 

 

 

 

 

Precioso.

Y así van pasando los dias,también aprovechamos para endulzar el Tura,llenar depositos,ordenar y limpiar un poco por dentro ,alternado con salidas al pueblo a comer,cabe destacar un local donde nos comimos un estupendo cowboy steak,no tanto por el local como por su propietario,un sudafricano que habia vivido en medio mundo y nos dio buena conversación,en castellano por supuesto,porque hablaba cinco idiomas.

 

 

 

 

 

 

"O canto do Pecado" propiedad de César,un sudafricano que despues de recorrer medio mundo buscando el amor lo encontró en Portimão.

 

 

 

 

 

 

 

Parada de acuataxi.

 

 

 

 

 

 

 

En cualquier esquina se nota la relación con el mar.

En un principio habiamos planeado  llegar hasta Baleira para ver el cabo de San Vicente y fondear en la ensenada de Sagres,ya que nos apetecia conocer esa zona mas salvaje del Algarve,pero en los días que llevábamos el "weather" habia sido muy variable y le prometí a Nuria que solo fondearíamos allí si el tiempo era excelente y como las condiciones del mar no las consideré adecuadas para tal menester y viendo que en el estrecho seguia soplando levante fuerte decidimos emprender el regreso,en primer lugar hacia Vilamoura,ya que era el puerto mas cercano a Culatra donde esperaríamos a que las condiciones mejoraran para poner rumbo a casa,a Sancti Petri,aun nos quedaban algunos días de vacaciones,pero no nos gusta ir con el tiempo pegado al culo porque siempre pueden surgir imprevistos asi que estaba decidido el nuevo plan,volvíamos a la ilha de Armona,pero eso será la siguiente etapa.