Algarve 2016. 25 al 27 de julio Mazagón-Rota.

Zarpamos de Rota  sobre las 0900 de la mañana con destino Rota,una etapa de aproximadamente 45 millas, donde pasaríamos un día con el hermano de Nuria.

El parte meto pronosticaba vientos de 8 knt del E,pero como venía siendo habitual en esta travesía no acertó,y esta vez por mucho,durante casi todo el trayecto fuimos a motor con la mayor izada y el rumbo un poco más abierto que el que correspondia para llegar a destino y asi aprovechar un poco el viento aparente que generábamos al avanzar,mañana tranquila,hechamos curricán y pescamos lo que por aquí denominan serrucho,que es una especie de túnido similar a la caballa pero de mayor tamaño.

 

Pero la pacífica situación cambió en cuanto nos aproximamos a la altura de la desembocadura del Guadalquivir.

 

El viento empezo a arreciar y a subir la ola,además ,debido a la corriente en contra que nos encontramos en la desembocadura,apenas avanzábamos.De los 8knt que daban en el parte para la zona teníamos ya 26 knts constantes totalmente de proa que variaban ligeramente unos grados a cada banda,ora 5º a babor, ora 5º a estribor que junto con la ola formada y la corriente

no nos permitían avanzar a mas de 2knt,disminuyendo en ocasiones hasta los 1/1,5 knt.

 

Empezamos a pensar que si tomábamos un rizo a la mayor,abríamos rumbo y desplegábamos génova avanzaríamos como un tiro,pero el rumbo que debíamos tomar nos desviaba mucho de destino y como vimos un velero de bandera inglesa con cuatro o cinco tripulantes con pinta de "profezionales" que se dirigía tambien hacia la bahía de Cadiz decidimos que si esa gente que parecía saber un montón iba igual que nosotros,a rumbo directo,con mayor y motor,quizás no merecia la pena ponerse a dar bordos.

 

A la altura de Chipiona,empezamos a pensar que no seríamos capaces de arribar a Rota en un tiempo aceptable y que se nos haría de noche,por lo cual surgió una nueba posibilidad,cambiar el rumbo y dirigirnos a Chipiona,pero en cuanto rebasamos la desembocadura completamente la influencia de la corriente empezó a disminuir,decidí pegarme un poco a tierra y las condiciones mejoraron sustancialmente al quedar protegidos de la ola y el viento al quedar a sotavento de punta Candor y nuestra velocidad aumentó hasta los 4knt. Una vez sobrepasada la misma las condiciones volvieron a empeorar pero ya nos quedaba poco más de una milla para llegar a puerto y decidimos seguir a rumbo directo.

 

Por alguna razón aunque variamos rumbo el viento seguia entra´ndonos directamente por la proa,supongo que por alguna influencia de la bahía de Cadiz,el velero inglés que navegaba a nuestra altura en ese momento varió su rumbo hacia mar abierto y aunque se alejó considerablemente casi en dirección opuesta al puerto volvió a dar un bordo y alcanzó el mismo bastante antes que nosotros.

 

Una vez amarrados no sin complicaciones, decidimos que teniamos que replantearnos nuestra manera de navegar cuando el viento es fuerte y nos viene de proa,aunque parezca que nos desviamos mucho de destino podemos avanzar mucho más rápido y a pesar de recorrer más distancia creemos que ganaríamos tiempo y navegaríamos mejor,lo que se traduce tambie´n en que ganaríamos seguridad,tenemos que hacer cálculos al respecto.

 

 

 

 

 

Esto es lo que por aquí llaman serrucho.


 

 

 

 

 

Acercándonos al Guadalquivir.

Es una pena que no tengamos fotos del tramo desde que entramos en la desembocadura pero ni nos acordamos de la cámara,je je je.

Esa noche hubo buena cena en "casa Raúl",buen sitio para comer en Rota ,nos acostamos tarde y al día siguiente nos levantamos más tarde aún,comimos con mi cuñado y su novia y por la tarde limpieza del barco.

Al día siguiente haríamos el último tramo de la travesía que nos llevaría hasta "casa", Sancti Petri.

Escribir comentario

Comentarios: 0