Cambiamos de bandera

Pues eso, desde ahora el Tura enarbolará el pabellón belga en su popa.

Hemos tomado esta decisión por múltiples motivos, el principal y que casi viene englobando todos los demás, es huir de la farragosa administración española, con una legislación basada en las restricciones, prohibiciones, revisiones y homologaciones, donde la responsabilidad del individuo se ve sustituida por la tutela de "papá Estado", por lo cual decidimos acogernos a la legislación de aquellos países donde la política en cuanto a la actividad náutica, es más acorde a nuestros intereses, uno de estos estados es Bélgica, por el cual nos hemos decidido.

Mientras las cosas no cambien, durante nuestra estancia en aguas españolas, el pabellón español quedará relegado a su puesto de cortesía bajo la cruceta de estribor.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Juan Antonio (viernes, 16 febrero 2018 20:31)

    Hola bombón soy paqui lopez