EL MINISTERIO DE FOMENTO VULNERA LA LEGALIDAD INTERNACIONAL PARA PERSEGUIR A LAS EMBARCACIONES DE RECREO QUE SE ACOGEN A OTRA BANDERA COMUNITARIA

NOTA DE PRENSA


EL MINISTERIO DE FOMENTO VULNERA LA LEGALIDAD INTERNACIONAL PARA PERSEGUIR A LAS EMBARCACIONES DE RECREO QUE SE ACOGEN A OTRA BANDERA COMUNITARIA


Desde que en 1986 España se integró en la UE permitiendo el libre movimiento de personas y mercancías, se abrió la posibilidad para las embarcaciones de recreo de huir de la farragosa y arbitraria burocracia marítima española. Los barcos de otras banderas comunitarias empezaron a poder permanecer indefinidamente en nuestras aguas, como parte de la UE que son, y podía suponer que un ciudadano español fuese propietario de un barco de bandera comunitaria y hacer exactamente lo mismo.


Pero hay administraciones que son muy celosas de su poder y control sobre sus administrados y ya en 1992, una ley de Impuestos Especiales obligó a matricular en España a todos los medios de transporte, nuevos o usados, pertenecientes a personas o entidades con residencia fiscal en España si querían ser utilizados en nuestro territorio.


Eso contravenía claramente el Acta Única Europea, pero aún tuvo que llegar el año 2011, para que en la ley de presupuestos generales, y para adaptarse a la legislación europea, se introdujera como excepción el haber abonado un 12% del valor de la embarcación, nueva o usada, en concepto de Impuesto de Matriculación.


Ahí se abrió claramente la ventana para una fuga de considerables dimensiones hacia banderas comunitarias de burocracia más tratable, sobre todo la belga y la holandesa.


Hay que hacer notar que la burocracia náutica española está en manos de la Dirección General de Marina Mercante, sin ningún organismo específico para la náutica de recreo, y que la normativa dedicada al recreo proviene en su mayor parte de la exigida a los grandes buques, resultando un laberinto normativo en el que resulta realmente difícil saber si estás cumpliendo lo exigido al 100%.


A ello se une una compleja jerarquía de titulaciones, de zonas de navegación y una prolija lista de equipos a llevar en cada una de ellas. Además, no es suficiente que esos equipos tengan el Marcado CE, deben estar homologados por la propia DGMM, constituyendo claramente un filtro que obstaculiza la competencia o la adquisición de equipos que pueden resultar mucho más efectivos y económicos. La normativa también prohíbe taxativamente llevar a bordo cualquiera de esos equipos, aunque sea como equipos de respeto. Y las instalaciones de muchos equipos deben ser realizadas también por instaladores homologados por la DGMM.


Las titulaciones, por su parte, aparejan una serie de prácticas en academias homologadas, prácticas que no aseguran en absoluto una competencia mínima para llevar una embarcación como patrón.


Aún más, a partir del año 2000, se establecen como obligatorias unas inspecciones técnicas que recaen sobre unas Entidades Colaboradoras de Inspección, que en la práctica han resultado una suerte de impuesto más, debido a la variabilidad de su calidad técnica y a soslayar de un modo paternalista la responsabilidad propia del patrón en cuanto a verificar la seguridad del barco sobre el que navega, tal como sucede en el resto de Europa.


Y todo ello atendido por una burocracia lenta, de trato displicente, con aplicaciones arbitrarias de normativa y un considerable elenco de multas que llegan a ser de cuantías desorbitadas. Esta burocracia ya no está en manos de las Comandancias de Marina, se ha traspasado a las Capitanías Marítimas, pero ese cambio apenas ha tenido efectos prácticos y existen considerables diferencias de rigidez y exigencias entre unas Capitanías y otras, llegándose al caso de multar a las embarcaciones que no enarbolan el pabellón nacional en días festivos, recurriendo a normativas existentes pero claramente anacrónicas.


Con un panorama así, darse baja del pabellón español y adoptar otro pabellón europeo ha supuesto una fuga constante desde el 2011, fuga que permite navegar con un cierto grado de relajación ante la tesitura de poder ser abordado y multado por cualquier nimiedad.


Pero ya en el año 2014, al hacerse patentes los palpables efectos de esa fuga, la DGMM introdujo en un Real Decreto la famosa Disposición Adicional Quinta, en la que obligaba contraviniendo los convenios marítimos internacionales firmados por España, a llevar titulación náutica española a los patrones con residencia en España.


La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar), emitida en 1982 y firmada por España, en su artículo 94, descarga la obligación de velar por la seguridad del barco, la competencia de la dotación y los equipos que el barco lleva en manos del estado al que pertenece el pabellón del barco. En el artículo 21.2 se recalca que el estado ribereño no podrá legislar sobre el diseño, construcción, dotación o equipo de los barcos que pasan por sus aguas o entran a sus puertos.


La DA5ª vulnera claramente esa legislación internacional y tiene como claro objeto el mantenimiento de empresas y academias que se nutren del abigarrado e ineficiente sistema de titulaciones náuticas españolas. Por contrastar con otros países de nuestro entorno y larga tradición náutica, en el Reino Unido no es necesaria ninguna titulación para navegar, pero en cambio poseen unas titulaciones de gran prestigio internacional, que una gran parte de los navegantes británicos posee y que realmente tienen un componente práctico que sí que asegura capacidad para llevar como patrón una embarcación.


Aún más, en el propio Código Civil español en su artículo 10.2 se especifica que a diferencia de los automóviles, barcos, aeronaves y trenes están sujetos a la legislación de su país de matrícula.


La oposición a la promulgación de esta ley en 2014 fue casi inexistente, tal vez porque la mayor parte de los navegantes ya tuviera la titulación española, pero su ilegalidad es inapelable.


Como una vuelta más de tuerca para hacer menos atractivos los pabellones comunitarios y ejercer su control sobre ellos, el Ministerio de Fomento ha sacado ahora, concretamente en el mes de mayo, un proyecto de Orden Ministerial en el que pretende hacer con los equipos lo mismo que hizo la DA5ª con las titulaciones, exigir el cumplimiento de la normativa española a propietarios y patrones con residencia en España.


De manera muy curiosa, la tramitación de esa orden se inició en agosto del año pasado con una llamada a navegantes y asociaciones a presentar sugerencias a una modificación proyectada de los equipos exigibles a las embarcaciones españolas. Hubo una nutrida respuesta, esperando una racionalización del tema, para encontrarse en mayo de este año con un proyecto de orden ministerial puesto a exposición pública en el que la normativa para barcos españoles se mantenía virtualmente igual pero en el que aparecía la coletilla de su exigencia a propietarios y patrones con residencia en España, un torpedo directo a los pabellones comunitarios a los que se pretende exigir las homologaciones a la carta de equipos, las revisiones de equipos con periodicidad inferior a la exigida por los propios fabricantes y por supuesto, la capacidad de abordaje por las autoridades españolas para exigirlos con sus correspondientes sanciones en caso de incumplimiento.


Con el cambio de gobierno y un nuevo ministro de Fomento y un nuevo director general de la DGMM, la aprobación definitiva de la orden se ha aplazado hasta septiembre, pero el descontento entre la comunidad de navegantes es palpable, y se teme que la inercia de una administración que trata de hacer volver al redil por las malas a quienes han utilizado las prerrogativas legales para acogerse a normativas más racionales que la española pretenda forzar la situación, con el apoyo de quienes se benefician económicamente de ello, y obligando a una lucha judicial y de movilizaciones que no resulta del agrado de nadie.


Una puntualización, con la redacción actual de la ley de impuestos especiales, poseer pabellón comunitario no resulta en ninguna ventaja fiscal con respecto a los pabellones españoles, para los armadores con residencia fiscal en España; aún sufriendo un impuesto que no existe en el resto de Europa, la fiscalidad está equiparada, y lo que ha movido a la citada fuga a pabellones comunitarios ha sido básicamente la existencia de normativas más racionales y el poder evitar una burocracia anclada en tiempos pretéritos, permitiendo el uso del tiempo y los recursos económicos ahorrados en mejorar la seguridad de los barcos y sus equipos.

0 comentarios

El incidente.

 

 

 

 

Puerto y bahía de Rota.

 

 

 

Después de 2 semanas de navegación por el Golfo de Cádiz y la costa del Algarve, navegamos en demanda del puerto de Rota para pasar unos días con mi cuñado y su pareja, a bordo vamos tres, mi mujer, nuestro perro Pirata y el que suscribe. La travesía desde Mazagón ha sido bastante pesada, ola por la aleta, casi través y con apenas viento, totalmente de popa, con lo que llevamos todo el día con un meneo considerable y mucho gualdrapeo por lo que decidimos arrancar el motor para generar un poco de aparente, pasada la desembocadura del Guadalquivir se quita la ola y aumenta el viento, llegando a unos 12 o 14 knts. Entramos en la bahía de Rota y arrumbamos a la bocana del puerto, llamo por radio pero nadie nos responde, asi que recogemos vela y entramos en puerto.

 

Hago aquí un inciso para presentar a otro protagonista de este día, el maravilloso pulsador de pie del molinete.Ya lo he sustituido una vez y unos dias antes, en Culatra, ya me dio problemas, lo desmonté, los contactos estaban totalmente sulfatados, la goma del pulsador estaba un poco agrietada y debía de entrar agua o humedad, el caso es que después de una operación casi quirúrgica, conseguí volver a conectar los cables, pero había que buscarle la posición al pulsar para que hiciera un buen contacto, como no había previsto fondear mas, lo dejé así, ya que la intención es sustituir el pulsador por otro que no tenga ese puñetero agujero de mierda, que además no sé para que sirve pues una tapa es una tapa y una tapa con agujero....¿Para que coj...es sirve?. Hecho este aparte, sigo con el relato.

 

Nos aproximabamos al pantalán de espera, la almiranta preparada para saltar con las amarras, voy a quitar marcha avante y cuando pongo punto muerto, el barco sigue avante algo revolucionado y no entra punto muerto.Juego un poco con el morse y entra la marcha atrás, en este momento, mi mujer ya me esta mirando con cara rara y yo, que la debía tener parecida, le comento que ha entrado la marcha atrás y no soy capaz de quitarla, el barco empieza a cojer velocidad y nos dirigíamos hacia las piedras del espigón, juego con la palanca pero tengo miedo de forzarla, la impresión es que vamos a 20knts por lo menos, nuestras caras tienen que ser un poema, hago una maniobra evasiva y dirijo el barco hacia la zona pesquera del puerto, otra vuelta que me pareció rapidísima y en cuanto vuelvo a pasar frente a la bocana le digo a la almiranta que salimos del puerto a la bahía donde tengo mas maniobrabilidad y espacio para pensar.... nunca, nunca un puerto se me hizo tan pequeño.

Salimos marcha atrás a toda velocidad y ya en aguas libres, mi mujer se pone a la rueda mientras yo voy a proa a preparar el fondeo por si acaso, al poco oigo un grito, levanto la cabeza y estamos a escasos 10mtrs del espigón, la fuerza del agua sobre la pala es tan fuerte que a mi mujer le cuesta mucho manejar la rueda y, además el viento, que parece encima que ha subido ( es una apreciación en momento de canguele) no deja virar el barco a una de las bandas, consigo hacerme con el control y esquivamos el espigón por los pelos, nos dirigimos al centro de la bahia, intento calmar a mi mujer y le doy instrucciones para mantener el barco en el centro. Entre el espigón del deportivo y el de la base naval, hay aproximadamente una milla entre los dos, espacio de sobra, en principio, pero a la almiranta no le da esa impresión; mas tarde me contaría que veía las rocas del espigón cual montruos oscuros que la llamaban y atraían el barco hacia ellas, yo confío en ella e intento pensar,pensar los pasos a seguir.

La primera idea es fondear el barco, pero sin poder quitar la marcha atrás debería parar el motor, para lo cual debo asegurarme primero que el ancla coje en el fondo y, después rápidamente parar el motor, si no, si paro el motor y el ancla garrea, me vería obligado a hacerme a la vela, posiblemente abandonar la linea de fondeo con el ancla y después ya veríamos si me atrevo a entrar en puerto a vela o que hago.

En la bahía hay varios barco fondeados, motoras y veleros, pienso que pedir ayuda no me vendría mal así que decido llamar la atención de los barcos con una bocina de estas de aire comprimido; tengo una empezada, la uso hasta que la gasto y cojo la nueva a estrenar, no dió ni un pitido, p..ta mierda, esto caduca o que coj..nes, la almiranta mantiene bien el barco dando vueltas marcha atrás a unos dos o tres knts, ¿nadie ve nada raro? Hago señales, voces y nadie se acerca excepto un velero con unos muchachos, pero no tienen capacidad para remolcarnos y allí seguimos.

Bajo a la radio a ver si consigo contactar con el puerto y esta vez si, les comento la situación y me dicen que ellos no tienen ninguna embarcación con que ayudarme, les pregunto si tienen un tfn o un contacto de alguien en el puerto que se dedique a dar asistencia y me dicen que no, me cago en ......

Aprovecho que estoy en la radio y hago una llamada por canal 16 y canal 9 destinada a los barcos fondeados a ver si alguien contesta,....silencio administrativo.

Me llama mi cuñado que estaba ya en el puerto para recibirnos, le comento la situación y que a ver si en puerto encuentra una embarcación que esté dispuesta a ayudarnos, no encuentra a nadie y se dirige a la oficina del puerto a preguntar, y recibe la misma respuesta que yo, en ese momento aparece un nuevo personaje en la historia, Peter, alemán afincado en Portugal, que acababa de hacer entrada en puerto antes que nosotros y estaba en la oficina arreglando los papeles, vió desde el pantalán de espera nuestra maniobra de salida del puerto y ya le pareció muy raro,después ha escuchado mi conversación con el puerto por radio y ahora esta escuchando la conversación de mi cuñado con la señorita de recepción.... se ofrece a ayudarnos, nos ponemos en contacto por teléfono y decide salir a por nosotros con mi cuñado a bordo.

En cuanto sabemos que vienen a por nosotros, nos preparamos para largar el fondeo, en mi cabeza pienso los pasos (cuantas cosas y que rápido piensa uno en estas situaciones)..... largo fondeo, en cuanto note que se clava paro motor y largo cadena y a preparar la maniobra, pero una cosa es decirlo y otra hacerlo. Largo el ancla, toca fondo y casi inmediatamente el ancla agarra (una Bruce original), empieza a salir cadena a toda velocidad y grito a la almiranta que pare el motor, pero entre que se para, y con la inercia que lleva sale y sale cadena ¡Coño, que se acaba la cadena! Freno el barboten y cuando se tensa la catenaria, empiezan a saltar los eslabones en el barboten, heho mano a la boza con gancho que tengo para hacer firme el fondeo en las cornamusas y con la mano agarro la cadena he intento colocar el gancho, pero todavía sale muy rápido y me despellejo los dedos (los guantes de cuero a dos palmos en el pozo de anclas) pero consigo frenarla lo suficiente para colocar el gancho y se descarga la tensión sobre las cornamusa de estribor, ¡¡fondeados!! quedan en el pozo escasos 10mtrs de los 50 que llevamos.

Aparece Peter con mi cuñado en su velero, un Bavaria de 9 mtrs y pico, el Zanzibar I, viene con toda la maniobra preparada y muy calmado, lo que nos tranquiliza a todos, hablamos unos instantes de como lo vamos a hacer y nos ponemos manos a la obra, abarloa su velero al nuestro.Entre los dos barcos todas las defensas de Peter y nos amarramos con los cabos que ya trae él preparados, cabo a proa, cabo a popa y otro en la manga máxima. Durante el proceso, el ancla del Zanzibar I se engancha en nuestra red de borda y nos arranca un cacho y una ralladura en la amura de babor, nada importante, una vez abarloados toca recoger el fondeo, voy a proa le indico a Peter que de avante y aprieto el maravilloso pulsador del molinete.....pulso otra vez....juego un poco con la posición y pulso....pulso....pulsoooo, p..ta mierda.... le indico que toca recojer a mano y me pongo a ello, recojo treina metros en un periquete, quedan diez, estamos en fondo de 5 mtrs aprox pero no hay cojones, el fondeo tira de una banda y entre el viento y los barcos abarloados Peter no consigue virar más, toca aguantar y esperar a que se coloquen los barcos en posición mas propicia, descanso, la boca seca como una alpargata, y cuando parece que tengo ángulo a tirar otra vez, mientras tanto mi cuñado Fifo y mi mujer han preparado los cabos y las defensas en la otra banda para amarrar en el puerto, pero no consigo recuperar los ultimos 10mtrs, así que mi cuñado salta por encima de la auxiliar de mierda que está entre el babystay y el molinete con sus cabos de amarre y hay que pasar por encima cada vez que uno quiere ir a proa (a partir de ahora nunca más va a ir hinchada en cubierta), trinca la cadena y entre los dos conseguimos subir el ancla a bordo.

Nos ponemos en marcha hacia la bocana, yo a la rueda de mi barco, acompaño los movimientos de Peter. Poco antes de entrar en el puerto, Peter me indica que vamos a hacer una prueba para ver que radio de giro tenemos con los barcos, pues una vez dentro tiene que hacer un giro de 180º para abarloarnos al pantalán de espera, este detalle me demuestra que sabe lo que hace y la calma con que habla, indica y explica a pesar del idioma es de lo más tranquilizador.

Entramos en puerto, se realiza la maniobra perfectamente y nos amarramos al pantalán donde unos amigos de Peter que iban en otro velero y la pareja de mi cuñado reciben los cabos y quedamos amarrados.

Mi mujer se despide de Peter con un ¡¡Peter te quiero!! que le salió de lo mas profundo, yo le doy las gracias y se van a su amarre; le pregunto la plaza, me la dice y quedo en ir a verle en cuanto pueda.

Esa noche nos quedamos en el pantalán de espera.Como teníamos previsto quedarnos en Rota varios días, decido tomarme lo que queda de tarde de descanso y pensar en que puede haber pasado y por la mañana con la cabeza fresca intentar encontrar el problema.

A la mañana siguiente, mientras mi mujer se va con su hermano a hacer unas compras de avituallamiento, me meto en faena, durante la noche repasando lo sucedido, pienso en lo rápido que ibamos y que noté el barco mas acelerado de lo normal, así que me meto en el motor y voy directamente al esparrago que regula el ralentí.Veo el esparrago y me extraña que sólo haya una tuerca para regularlo, miro en el manual y en un dibujo veo que también hay solo una tuerca, ninguna contratuerca para evitar que el esparrago se desplace, arranco el motor, regulo el ralentí, aprieto la tuerca y compruebo la marcha avante y atrás,¡Voila! Funciona perfectamente, nada raro, todo fino fino, al haberse desplazado el esparrago había subido el ralentí e impedía quitar las marchas.

No puedo más que agradecer inmensamente la ayuda de Peter, que no quiso aceptar nada aparte de unas botellas de vino y el ofrecimiento de que durante el tiempo que estuviera en Rota estaba a su disposición para lo que necesitase, también agradecer la ayuda y gestiones de mi cuñado, y como no el magnífico comportamiento de mi mujer de la que estoy muy orgulloso y espero que siga disfrutando del barco "a su manera".Es de destacar también el comportamiento de nuestro perro,Pirata, curioso por naturaleza, que suele estar en medio siempre que se realiza una maniobra, como supervisándola a ver si lo hacemos correctamente, lo cual nos provoca cierta incomodidad, pues no es raro que cabo que se mueva acabe enredándose sobre el, pero en esta ocasión la verdad es que ni siquiera recordamos donde estaba, lo que si es cierto es que no estorbó para nada, no se escuchó siquiera un ladrido.

 

Para terminar decir que a toro pasado, aunque cometimos muchos errores, también teníamos la satisfacción de haber solucionado todo sin daños importantes en el barco y sobre todo sin daños personales, y, aunque pedimos ayuda, me queda la tranquilidad de que si no la hubieramos recibido, una vez fondeados, me hubiese puesto inmediatamente a buscar la avería y la habría encontrado rápidamente, por lo que hubiesemos podido entrar a puerto esa misma tarde y haber evitado el fuerte viento de levante que se entabló a la mañana siguiente.

 

Y todo esto porque se aflojo una tuerca 4 o 5 mm.

 

 

2 comentarios

Luces en la noche.

                             Arturo Pérez-Reverte

 

 

Hace casi treinta años que navego a bordo de un velero. Por lo general lo hago en cualquier época del año, y en el Mediterráneo. He dicho alguna vez, o lo he escrito, que navegar por ese viejo mar es hacerlo por la historia, la cultura y la memoria. Pocas sensaciones conozco tan placenteras como estar leyendo un buen libro mientras el sol enrojece el horizonte al atardecer –siempre pasa un barco a lo lejos en ese contraluz mágico–, fondeado en una cala a la que se asoman las ruinas de un templo griego o una antigua torre vigía, sabiendo que en ese lugar recalaban hace doscientos años los jabeques de piratas berberiscos, y que bajo tu quilla hay restos de ánforas arrojados desde naves romanas.

Quizá porque crecí entre marinos, en un puerto de mar y viendo pasar barcos a lo lejos, me gusta navegar. Y a estas alturas, con seis décadas y media de vida y trabajo a la espalda, lo considero una necesidad casi terapéutica. Si hubiera tenido un velero a los dieciséis años, tal vez mi biografía tendría otro rumbo en escenarios distintos, seguramente acuáticos. Quizá nunca habría escrito nada, o puede que sí. Un barco y unos libros para leer, según como sea cada cual, colman buena parte de una vida. En lo que a mí se refiere, uno de los momentos de mayor felicidad que conocí, más que salir entero de ciertos lugares difíciles, más que todas mis novelas publicadas, más que el mundo pateado durante medio siglo, es cuando aprobé el duro examen de capitán de yate, título máximo de la náutica no profesional. La sonrisa me duró mucho tiempo. En realidad me dura todavía.

En el mar, sobre todo cuando se hacen navegaciones largas, hay momentos buenos, momentos malos, y otros –relacionados con los malos y con los buenos– en los que el goce de estar allí es insuperable. Encarar un temporal cuando no hay más remedio, gobernar de forma adecuada y, una vez rizado lo que haya que rizar, comprobar que tu barco toma la mar como Dios manda, saber que todo irá bien a menos que se rompa algo, es una de las sensaciones más hermosas que conozco. Confirma tu competencia náutica y la de tu tripulación, y lo hace sin testigos ni alardes, en la más perfecta y adecuada soledad. Situando tu legítimo orgullo de marino, como diría Joseph Conrad, a doscientas millas de la tierra más cercana.

Lo que más me gusta es navegar de noche. Cuando el sol desaparece tras el horizonte, y aunque haya previsión de buen tiempo, tomo siempre un rizo a la mayor –en el Mediterráneo, un rizo de más es un sobresalto de menos– y preparo el velero para las horas de oscuridad: luces de navegación, linternas a mano, chalecos salvavidas, balizas, equipo de abandono del barco, visor nocturno, ropa de abrigo. Hay algo de temor excitante, de expectación contenida, de desafío ineludible, en ese ritual. Se parece a disponerse a entrar en combate. Y luego, cuando al fin llega la oscuridad y no hay luna, mientras haces tu cuarto de guardia y el velero avanza entre tinieblas en el interior de una esfera negra como la muerte, permaneces atento a la pantalla del radar y al AIS, te llevas los prismáticos a la cara para escrutar el mar cada diez minutos, vigilas las luces que vislumbras en la distancia, roja, verde, blanca; los destellos de faros y balizas que te advierten: mantente lejos de tierra, amigo. Peligro. Peligro.

Maniobrar a un mercante de noche no es cualquier cosa. Vas a vela y tienes prioridad, pero sabes que da igual. Son las cuatro menos cinco de la madrugada, hay viento y fuerte marejada, y sabes que en ese rojo y verde que viene hacia ti hay un fulano soñoliento a punto de salir de guardia, que no presta atención a tu luz de navegación, ni al pantallazo de tu linterna en la vela, ni al puntito que marcas en sus pantallas. Cambias el rumbo, oprimes el botón de la radio. «I am in your course. Watch me, please». Y sigue la noche, bajo una bóveda de estrellas como jamás verás en tierra. Luces distantes, reflejos de la luna que sale al fin, delfines relucientes de plata dándose un festín entre bancos de peces. Bajas a la camareta para situarte en la carta, y vuelta arriba para escrutar la noche. Frío, tensión y ojos fatigados. Una taza de café te calienta las manos, lejos de la vida terrestre, con nada en la mente que no sea avanzar seguro en la oscuridad. Y al alba, al cruzarte con otro velero que viene de vuelta encontrada, conmovido por la cercanía de alguien que pasó la misma noche que tú, le mandas tres destellos de linterna a modo de saludo; y al momento, bajo la vela hermana que se aleja en la primera claridad gris, te responden otros tres destellos.

0 comentarios

Mesa para bañera

Cansados de estar sacando y metiendo en el cofre de la bañera nuestra minimesa de plástico que, además, apenas permite sentarse cómodamente pues las patas nos tocan siempre en las piernas, hemos decidido poner una mesa plegable solidaria a la bitácora. En esloras pequeñas hay mucha gente más partidaria de las mesas de poner y quitar porque mientras no se están usando no ocupan espacio en la bañera, pero el inconveniente es que cada vez que las tienes que sacar y guardar,  hay que molestar a todo el mundo para que se levanten de la tapa del cofre dónde están cómodamente sentados y eso sin mencionar las virguerías necesarias para sacarla de su alojamiento puesto que, como todos sabéis, el cofre de la bañera no suele estar precisamente bien ordenado.

Para fabricarla hemos utilizado retales de contrachapado y madera que teníamos, y sólo hemos tenido que comprar las bisagras y un tubo de aluminio extensible utilizado para sujetar toldos.

Lo primero fue hacer una maqueta con cartón para hacernos una idea del conjunto y hacerla lo mas grande posible sin que se viera muy afectado el espacio cuando no se está utilizando, una vez hecho esto nos pusimos manos a la obra.

El material utilizado ha sido contrachapado de 1.5 mm y unos listones de pino.

 

 

 

 

 

 

 

La materia prima.

 

 

 

 

 

 

Las bisagras en inox 316.

 

 

 

 

 

 

Las piezas necesarias una vez cortadas.

 

 

 

 

 

 

Pegando el soporte que hará solidaria la mesa con la bitácora, ésta pieza va montada entre el pedestal y el compás.

 

 

 

 

 

 

Como uno no es carpintero profesional no queda mas remedio que rellenar las imperfecciones con masilla de madera.

 

 

 

 

 

 

Los alojamientos de las bisagras fue el trabajo más complicado. Las herramientas ha utilizar fueron múltiples: destornillador, formón, cutter, disco abrasivo para dremmel, en fin, que probé casi de todo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El resultado no ha sido del todo malo.

Queríamos que la mesa cuando tuviera las alas abiertas mostrara el logo del Tura, para lo cuál imprimimos en papel dicho logo en espejo, esto es, del revés, para que al transferirlo a la madera quedara del derecho.

Esto se hace simplemente poniendo la fotocopia sobre la madera y mojando con disolvente universal la zona del dibujo. A su vez hay que ir frotando con la parte convexa de una cuchara para que la tinta se agarre bien a la madera.

 

 

 

 

 

 

En proceso.

 

 

 

 

 

 

Hay que presionar bien para que se impregne la mayor cantidad de tinta.

 

 

 

 

 

 

Aún así quedó un poco claro para nuestro gusto.Pero para ser la primera vez nos vale.

Por otro lado, teníamos que poner algún tipo de soporte plegable que sujetara la mesa en su posición horizontal.Después de ver varias opciones, la mas sencilla y económica fue adaptar un tubo extensible de aluminio de los utilizados para reforzar los arcos de los biminí o las capotas.

 

 

 

 

 

 

Éste es el punto de fijación del tubo a la mesa, se le ha puesto una base circular para aumentar la superficie de apoyo.

 

 

 

 

 

 

Y aquí quedará fijado el tubo cuando esté plegado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visión del conjunto en su posición plegado, como puede verse el tubo  es extensible mediante la palometa que se ve en la foto

 

 

 

 

 

 

Éste será el punto de fijación del otro extremo del tubo en la base del pedestal cuando la mesa esté abierta.

Los pelos que se ven a la izquierda de la foto son de Pirata pasándole revista a la instalación!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La mesa una vez colocada en su posición de plegado.

 

 

 

 

 

 

Aquí se puede apreciar que no ocupa demasiado espacio.


 

 

 

 

 

 

El soporte extensible.

 

 

 

 

 

 

Desde esta perspectiva se puede ver que ahora hay espacio para las piernas.

 

 

 

 

 

 

Y para finalizar le hemos hecho una funda a la bitácora para protegerla de la intemperie mientras no se use.

Como la mesa está hecha con contrachapado normal y madera de pino se le ha dado un tratamiento antihongos y antihumedad, después, 4 manos de lasur color teca.En cuanto se limpie la teca de la bañera no se notará tanto la diferencia de color.

 

1 comentarios

Cambiamos de bandera

Pues eso, desde ahora el Tura enarbolará el pabellón belga en su popa.

Hemos tomado esta decisión por múltiples motivos, el principal y que casi viene englobando todos los demás, es huir de la farragosa administración española, con una legislación basada en las restricciones, prohibiciones, revisiones y homologaciones, donde la responsabilidad del individuo se ve sustituida por la tutela de "papá Estado", por lo cual decidimos acogernos a la legislación de aquellos países donde la política en cuanto a la actividad náutica, es más acorde a nuestros intereses, uno de estos estados es Bélgica, por el cual nos hemos decidido.

Mientras las cosas no cambien, durante nuestra estancia en aguas españolas, el pabellón español quedará relegado a su puesto de cortesía bajo la cruceta de estribor.

1 comentarios

Varada involuntaria

En esta entrada no hay fotos, ya que en ningún momento tuve ánimos para hacerlas y ni me acordé del blog ni de la "madre que lo parió".

Todo comenzó hace una semana, acabábamos de echar el Tura al agua después de una puesta a punto de 5 meses en el varadero. Estaba mirando el tiempo para los próximos días y después de comprobar varias predicciones estaba claro, se avecinaba un temporal importante.Las predicciones daban vientos sostenidos de casi 40 nudos con rachas de hasta 60 por lo cual decidimos arranchar el barco para que sufriera lo mínimo posible,quitamos toldos ,aseguramos el aerogenerador,comprobamos las amarras.....en fin, lo que se suele hacer en estas situaciones, y así, sabiendo que habíamos hecho lo que estaba en nuestra mano nos marchamos a casa.

Los vientos fuertes empezaron el miércoles, el jueves viendo por internet que se habían soltado barcos por la zona de Cádiz y había innumerables daños, contactamos con un compañero que estaba en Sancti Petri para que nos contara algo de primera mano.Lo que nos contaba no era alentador, varios barcos se habían soltado pero estaban demasiado lejos para ser identificados. Aún así estábamos tranquilos pues el marinero del club no nos había llamado, que es lo que suele hacer cuando se suelta tu barco.De todas maneras decidí ir el viernes a primera hora para quedarnos más tranquilos.

Llegando a Sancti Petri cuando tomaba la curva que da al pantalán dí un rápido vistazo a la zona dónde tenemos fondeado el Tura y había demasiado hueco, temiendo lo peor aparqué el coche, cogí los prismáticos y vi la cruda realidad.El Tura se había soltado y estaba varado en la orilla de en frente junto a otros barcos. Me dirigí a la oficina del marinero, el cual estaba a punto de llamarme en ese momento. Una vez hecho el cuerpo a la situación me puse en marcha para gestionar el rescate del barco.Contacté con varios pescadores que tenían barcos lo suficientemente grandes como para remolcar el nuestro, y también con una empresa de servicios marítimos, pero la situación no permitía el rescate ya que todavía soplaban vientos con rachas de más de 40 nudos.

Durante todo el día deambulé por la zona prismáticos en mano, impotente sin poder si quiera conseguir que alguien me acercara al barco, y ya por la tarde junto a otro armador que estaba buscando su barco, sin encontrarlo, decidimos ir hasta la otra orilla por tierra, para la cual teníamos que ir hasta San Fernando en coche y desde allí coger una pista que nos lleva a un aparcamiento dónde dejamos este. Desde allí quedan 40 minutos de marcha hasta la zona dónde estaban los barcos varados.

Me eché a la espalda una mochila con todo los pertrechos del barco y un saco de dormir pues mi intención, si conseguía llegar al barco, era quedarme a dormir en él, debido a que el mayor peligro que corría no era estar varado, pues el fondo es fango, sino los "amigos de lo ajeno", que siempre que hay temporal están al acecho para abalanzarse, cual buitres carroñeros sobre su presa y desvalijar lo que pillen.

Lo primero que hicimos fue encontrar el velero de mi compañero de fatigas, estaba bastante tierra adentro al ser un velero de menor eslora y peso, ya lo encontramos con la puerta de la cabina abierta, pero aparentemente no faltaba nada.Echamos el ancla para que la siguiente pleamar no se lo llevara más adentro y también lo aseguramos con un cabo a un pilón que emergía del fango. Sin nada más que poder hacer yo me dirigí a nuestro barco, pero el terreno de esta zona no es el mas adecuado para caminar, zona de marismas con un fango espeso que parece que atrapa tus piernas haciendo que a cada paso necesites realizar un esfuerzo tremendo, por algo los franceses nunca consiguieron tomar Cádiz.

Con el barro ya por encima de las rodillas todavía me quedaban unos 300 metros para llegar al barco, y en caso de que llegara no tenía claro que pudiera subir a él pues se había quedado con la orza clavada en el fango y completamente adrizado, por lo que pensé que si yo no era capaz de llegar y subir tampoco los cacos podrían llegar a él y mucho menos salir por ese terreno con mis baterías o lo que quiera que se quisieran llevar, además siendo egoista, había barcos varados con más fácil acceso que el mío. Así que con mucho pesar volví sobre mis pasos me reuní con mi compañero y juntos regresamos al aparcamiento, desde allí dos horitas de viaje hasta casa; al llegar explicarle a la almiranta la situación y que no le diera un sincope,ducha, cena y a la cama, que el día siguiente iba a ser duro.

El sábado a primera hora estaba otra vez en la zona, la intensidad del viento había bajado pero aún había rachas de mas de 30 nudos, me puse de nuevo en contacto con servicios marítimos los cuales dijeron que iban a valorar la situación y empezarían por el barco mas fácil de sacar, lo que no me hizo mucha gracia pues al parecer no era el mío.Contacté con un amigo nuestro que podía conseguir una pequeña zodiac con un motor de 25 cv, con el que por lo menos podría acercarme al barco, mientras tanto los servicios marítimos ya habían recatado el primer barco, un keche de dos hermanos que ya se encontraba en su fondeo, cuándo nos dirigíamos hacia el Tura la embarcación de rescate nos comunicó que el nuestro iba a ser el siguiente, así que nos dirigimos hacia él y comenzamos la maniobra.

Se amarraron en las cornamusas de proa los cabos de remolque, arranqué motor y empezaron a tirar, el barco se escoró y empezó a avanzar, después de unos primeros momentos de alegría volvió a quedar varado en otro banco de fango y el motor de la embarcación de rescate con sus 250 cv junto a los 50cv del Tura, no fueron capaces de sacarlo de allí.

Se subió a bordo la tripulación del queche que habia sido rescatado anteriormente para hechar una mano y decidimos ayudarnos de la linea de fondeo,la idea era desplegar toda la linea con ayuda de la embarcación pequeña,hechar el ancla y mientras la embarcacion de rescate tiraba,nosotros ayudarla cobrando cadena con el molinete maunualmente,pero entre el fuerte viento,y el peso de dos personas más el de la linea de fondeo,la pequena embarcacion no era capaz de maniobrar,hubo que recogerlo todo y pensar en otra cosa rápidamente,pues pronto empezaria a bajar la marea.

Pensamos en escorar el barco ayudándonos con una driza desde el tope de palo,pero antes decidimos probar a escorar el barco haciendo banda,para lo que se subió a bordo mi colega y la tripulación del queche y así, con todos colgados de los obenques y yo mismo por fuera de los candeleros con una mano agarrándome al soporte del bimini y con al otra manejando la rueda conseguimos escorar el barco lo suficiente como para que la embarcación de rescate nos sacara del banco y ahora si......!!!el Tura estaba libre¡¡¡

Desde allí nos dirigimos a una boya que previamente habiamos apalabrado en el club náutico y una vez amarrados comprobar si habia daños,por suerte el Tura no resultó dañado por la varada ni por colisión con otras embarcaciones,lo siguiente fue llamar por teléfono a la almiranta para decirle que todo habia salido bien y que se quedara tranquila,una vez hecho esto, algo de beber pues teníamos la boca como si hubieramos estado comiendo polvorones durante toda la operación.

Ahora a recuperar el fondeo y arreglar papeles,pero el Tura esta a salvo y sin daños,que es lo más importante.

Por cierto,mi compañero de fatigas de la tarde anterior también ha conseguido recuperar su barco con el único daño de la pala del timón desaparecida,lo cual dada la situación puede considerarse un mal menor,me alegro por el.

El cómputo total del temporal ,solo en Sancti Petri ha habido 20 barcos varados y 4 hundidos,nunca desde que estamos aqui habíamos sufrido un temporal semejante y esperemos que tarde mucho en haber otro parecido,pero si hay algo bueno en esto, es que de todo se sacan experiencias que te hacen aprender,nosotros contentos y sin daños,que es mucho más de lo que pueden decir otros.

0 comentarios

Mantenimiento winches Barlow

Desde que compramos el Tura,nunca habiamos desmontado los winches para hacerles mantenimiento,asi que nos hemos puesto manos a la obra ya que algunos de ellos se notaban ya algo duros.

En el Tura tenemos 9 winches y los hemos limpiado en dos dias,es importante ir haciendo fotos del desmontaje por si surgen problemas a la hora de montarlos,aun asi como estan dispuestos por parejas solo desmontamos uno de cada pareja para asi tener como referencia el otro en el caso de dudas.Otro aspecto a tener en cuenta es no perder ninguna pieza que pueda saltar como los muelles de los trinquetes,aunque como veremos hemos encontrado un buen metodo casero para sustituir aquellos que se pierdan o se encuentren en mal estado.

 

 

 

 

 

 

 

En primer lugar extraemos la rosca que permite retirar la campana del winche.

 

 

 

 

 

 

Una vez retirada la campana quedan a la vista los rodamientos exteriores.

 

 

 

 

 

 

Se retiran los rodamientos exteriores.

 

 

 

 

 

 

Se puede apreciar en los engranajes la grasa endurecida por el polvo y el salitre.

 

 

 

 

 

Ahora se retira la pieza interior donde se alojan los engranajes,en los winches Barlow,al ser una marca australiana necesitamos un juego de llaves allen en pulgadas,en concreto la 1/4 y la 3/16.

 

 

 

 

 

 

Se retira la tapa inferior.

 

 

 

 

 

 

Nos quedan a la vista los engranajes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay que tener especial cuidado al retirar los muelles de los trinquetes para que no salten,aunque en nuestro caso estaban completamente pegados.

 

 

 

 

 

 

Para limpiarlo todo utilizamos gasoil como disolvente de la grasa.

 

 

 

 

 

 

Una vez limpias todas las piezas procedemos al montaje en sentido inverso.

 

 

 

 

 

Para lubricar los muelles y trinquetes utilizamos un aceite ligero con teflon,no es conveniente utilizar grasa para estas piezas.

 

 

 

 

 

Para el resto de los mecanismos utilizamos una grasa especifica para winches,aunque se puede utilizar otro tipo de grasas que resistan en agua.

 

 

 

 

 

 

Acabando el montaje.

 

 

 

 

 

 

Solo queda montar la campana.

 

 

 

 

 

 

Fin de la operacion.

Pues asi se procede con todos los demas winches,no es una operacion complicada pero si laboriosa,sobre todo si llevan muchos años sin limpiarse,con un mantenimiento anual la operacion sera mucho mas liviana.

Durante el desmontaje descubrimos que uno de los muelles de los trinquetes estaba dañado y otro nos lo cargamos nosotros,asi que habia que cambiarlos.En el mercado hay unos kits de muelles mas trinquetes a precios bastante elevados,ademas son de modelos actuales con lo que no sabiamos si serian compatibles con los nuestros.

Despues de valorar y probar diferentes opciones hemos descubierto un material perfecto para elaborar nuestros propios muelles:los alambres que componen los obenques.

Son inox y tienen la flexibilidad necesarias,aunque son un poco mas gruesos funcionan perfectamente y son muy sencillos de hacer.

 

 

 

 

 

Se extrae uno de los alambres de un viejo obenque.Este obenque no es de mi barco,hay que buscar uno que por el grosor de los alambres nos sirva.

 

 

 

 

 

 

Se les da la forma adecuada con unos alicates de punta fina y ya tenemos muelles.

 

 

 

 

 

 

El material necesario ha sido el alambre,los alicates y un pequeño pasador para darle la forma circular al alambre.

Con esto quedan listos nuestros winches para otra temporada,cabe destacar que tanto el sonido como la suavidad con la que giran ha mejorado notablemente.

0 comentarios

Canción del pirata.

Con diez cañones por banda,

viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela,
un velero bergantín;
bajel pirata que llaman
por su bravura el Temido
en todo el mar conocido
del uno al otro confín.
La luna en el mar riela,
en la lona gime el viento
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
Y allá a su frente Estambul:
-Navega, velero mío,
  sin temor
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.
Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.
Allá muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra,
que yo tengo aquí por mío
cuanto abarca el mar bravío
a quien nadie impuso leyes.
Y no hay playa
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pecho
a mi valor
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.
A la voz de ¡barco viene!,
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar:
que yo soy el rey del mar
y mi furia es de temer.
En las presas
yo divido
lo cogido
por igual:
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.
¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río:
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena
colgaré de alguna antena
quizá en su propio navío.
Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di
cuando el yugo
del esclavo
como un bravo sacudí.
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.
Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.
Y del trueno
al son violento,
y del viento,
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.
                                                                                                   José de Espronceda.
0 comentarios

Rosa de los vientos

0 comentarios

Toda la vela en una lámina

0 comentarios

Anatomía del marino.

0 comentarios

Historial médico de Blas de Lezo.

0 comentarios

Nuevo carro de escota para el Tura.

El carro de escota del Tura era el original por lo cual tenía 38 años,era imposible de mover si la mayor portaba para lo que teníamos que amollar la mayor y así poder cambiar el carro de banda.

Se barajaron varias opciones, sustituir el carro completo con su carril o montar un sistema de doble escota. El segundo era el que más me llamaba la atención pero después de varias pruebas no encontré un lugar que me convenciera para montar las poleas en la bañera; la primera opción, aparte de ser la más cara, me iba a dar un trabajo "de la ostia", pues tenía que quitar 10 tornillos de métrica 10 de acero inoxidable soldados al carril de aluminio y desmontar el techo interior de la cabina junto a los marcos del portillo de entrada.

Después de mucho pensar nos decidimos por la primera opción y habíamos encontrado un kit completo a buen precio en Inglaterra; cuándo faltaba poco para realizar el pedido, por un golpe de suerte, encontramos en una conocida página de anuncios de segunda mano, un carro con sus topes exactamente igual que el nuestro y a estrenar. Digo suerte, porque cuál es la posibilidad de encontrar una pieza completa de hace 38 años sin estrenar y de la misma medida?. Así que nos pusimos en contacto con el vendedor y lo compramos.

 

 

 

 

 

 

 

Este es el carro antiguo, como se ve, el tope derecho no funcionaba y tenía metido un tornillo que hacía las veces de tope

 

 

 

 

 

 

 

Una vez desmontado el carro viejo, ésto fue lo que nos encontramos....rodamientos totalmente oxidados y bloqueados....Normal que no se deslizara bien!!!

 

 

 

 

 

 

 

El carro nuevo, se le ha añadido un mordedor para poder trincar el cabo del aparejillo.

 

 

 

 

 

 

 

Aunque hemos mantenido los topes del carro le hemos montado un aparejillo para poder moverlo con más facilidad.

Se han engrasado los rodamientos a través de los agujeros que hay en las tuercas para ese menester y ahora corre que da gusto....estamos deseando probarlo!!!!

4 comentarios

Nueva cara para para el sistema de transmisión Walter V-drive  rv-10

El Tura tiene el motor situado al revés del montaje tradicional,esto es; el eje sale de la inversora hacia proa y el sistema de transmisión en V lo redirige hacia popa,la ventaja de este sistema es que el motor puede ir instalado más a popa ganando espacio en la cabina,también tolera mejor leves desalineaciones debido a sus juntas flexibles,pero como todo también tiene sus inconvenientes,es un elemento más que necesita mantenimiento y en caso de tener que reponer alguna pieza no son baratas ni fáciles de conseguir.

En nuestro caso funciona perfectamente y ya se le hizo un cambio de juntas y de aceite,pero aprovechando que habia que desmontarlo para poder cambiar el cierre de bocina del eje de la hélice, lo hemos pintado de nuevo después de quitarle el óxido que tenia debido al agua salada que le habia goteado encima por una perdida en el colector/silencioso del escape.

 

 

 

 

 

 

 

 

Aqui se ven los efectos del agua salada.

Para hacer las cosas bien,ya que la pintura saltaba fácilmente debido a que estaba oxidado por debajo se eliminó el máximo de pintura mediante cepillo metálico acoplado al taladro.

 

 

 

 

 

 

 

Los soportes una vez pintados.

 

 

 

 

 

 

 

El cuerpo de la transmisión,para pintarlo se ha utilizado pintura antióxido,esperemos que dure otros 30 años.

También se arregló la fuga del colector/silencioso del escape.Al ser de acero inoxidable recubierto de fibra hubo que quitar toda la fibra que lo recubría, se llevó a un soldador a reparar las fugas y se volvió a recubrir de fibra pintándolo después con pintura de poliuretano de 2 componentes.

 

 

 

 

 

 

Los poros por los que se salia el agua.

 

 

 

 

 

 

 

Después de arreglar,recubrir de nuevo con fibra y pintar.

 

 

 

 

 

 

 

La transmisión una vez montada y alineada.

 

 

 

 

 

 

 

Y el colector de escape en su sitio.

Ya solo queda rellenar el aceite de la transmisión,comprobar que no hay fugas y una vez el barco esté en el agua volver a hacer una comprobación de la alineación.

1 comentarios

Sustitución cierre de bocina.

Cuando compramos el Tura venía con un cierre de bocina seca de la marca Stopello, hay varios tipos de bocinas secas, la nuestra es de anillos, donde un disco de grafito que va fijo a un fuelle de nitrilo o similar y este a su vez va fijado al tubo de la bocina que hace presión contra un disco de acero inoxidable que va solidario con el eje.La presión que ejerce el disco de grafito contra el disco de acero debido a la compresión del fuelle permite que el eje de la hélice pueda girar impidiendo a su vez la entrada de agua en el barco.

Los cierres de bocina secos normalmente tienen una duración de unos 5 años,pero aguantan mucho más,de cualquier manera hace falta una constante vigilancia y sustituirlo si tiene señales de deterioro o empieza a dejar pasar agua.En nuestro caso aunque no goteaba,por seguridad,ya que desconocíamos el tiempo que llevaba instalado hemos decidido cambiarlo por uno de la casa PSS ya que se ha dejado de fabricar el Stopello.

Para sustituirlo ha sido necesario desmontar la hélice,el eje y el sistema de transmisión V-drive con la consecuencia que una vez montado de nuevo hay que volver a alinear el eje y el V-Drive.

 

 

 

 

 

 

 

El cierre de bocina viejo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta imagen se aprecia desgaste en el interior del disco de grafito

producido al rozar en el eje por una mala alineación.

 

 

 

 

 

 

 

 

El nuevo cierre.

 

 

 

 

 

 

 

El cierre de bocina nuevo instalado.Como se puede apreciar este cierre tiene una toma de refrigeración por agua ,en nuestro caso, como la velocidad del barco es menor de 12 nudos lo único que hay que hacer es montar una manguera que quede sobradamente por encima de la linea de flotación para que pueda expulsar el aire pero no salga agua.

Ya solo queda comprobar que no hay pérdidas y observarlo durante el rodaje hasta que el disco de grafito asiente perfectamente sobre el de acero inox.

2 comentarios

Iniciación con Dyneema.

Como me llamaba bastante la atención los trabajos con las "nuevas" fibras sintéticas he decidido incorporar algún elemento de este material conocido como Dyneema al Tura, aunque este no es su verdadero nombre, Dyneema es una marca comercial de una fibra extremadamente fuerte basada en Polietileno de peso molecular ultra alto, "casi ná", para hacernos una idea de la resistencia sin entrar en detalles técnicos, comentar que si comparamos un cabo de dyneema y un cable de acero inoxidable del mismo diámetro, el cabo de Dyneema es más resistente con mucho menos peso.

Pero no todo son ventajas, el Dyneema es enemigo del calor, del rozamiento y también es mas afectado por los rayos UV en el caso de que sea cabo sin funda.

Hay Dyneema de varios tipos, con funda o sin ella, diferentes calidades, tratado con protección UV o sin tratar, en función de ello varia su precio, pero ya de por si es un material caro. Para no enrollarme más en este enlace hay un articulo bastante completo para hacerse una idea de con qué estamos tratando y de sus diferentes usos .

En mi caso he utilizado SK75 de 4mm,suficiente para el uso que le voy a dar.

En primer lugar es aconsejable tener un juego de agujas de ayustar y algún alambre doble más o menos rígido para trabajar, como no me apetecía gastarme el dinero en un juego me lo he fabricado con agujas de punto de aluminio huecas compradas en el chino, una percha de alambre y un mango de un destornillador reversible que ya no tenia destornillador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Kit de ayustar casero.

Los primeros trabajos que he realizado son unos grilletes textiles y unos loops que tienen múltiples utilidades en un velero, otro trabajo que he realizado es sustituir el pajarín de la mayor, este cabo en mi velero es mixto, de cabo y cable inox de 4mm,como ya tiene "nosecuantos" años está rígido y con bastante mal aspecto, aunque la unión de los dos se ve firme quería cambiarlo, como la roldana del final de la botavara esta pensada para cable, no podía usar solo cabo de diámetro adecuado, así que he realizado un cabo mixto poliéster-Dyneema, debido a que el Dyneema es de 4mm sí pasará sin problemas por la roldana .

A continuación pondré algunas imágenes del proceso.

 

 

 

 

 

 

 

Material a utilizar,dyneema de 4mm y cabo de poliéster preestirado de 8mm.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pasando el alambre por el interior del cabo.

 

 

 

 

 

 

 

Se coje el extremo y se introduce por el interior.

 

 

 

 

 

 

Ya tenemos el ojo del grillete

 

 

 

 

 

 

Se cruzan las rabizas entre si.

 

 

 

 

 

Haciendo nudo de remate, se utiliza el nudo de diamante o nudo lanyard.

 

 

 

 

 

 

Solo queda azocarlo.

 

 

 

 

 

Una vez azocado se corta el sobrante y se funde con un mechero.

 

 

 

 

 

Y ya tenemos el grillete.

 

 

 

 

 

Les he añadido una funda de poliéster para proteger del rozamiento,las fundas son de diferente tamaño porque al introducirlas en el grillete la longitud de la funda se reducia y he tenido que ir probando hasta encontrar la medida adecuada.

 

 

 

 

 

 

Estos son los loop.

 

 

 

 

 

Aquí está el antiguo pajarín....

 

 

 

 

 

Y aquí el nuevo.

No he documentado el proceso de todo porque serían muchas imágenes, pero en este enlace hay muchos videos de como realizar ayustes con Dyneema.

La verdad es que es muy sencillo de trabajar y tiene muchísimas aplicaciones abordo.

1 comentarios

Aguas españolas

Arturo Pérez Reverte

 

Creo haber dicho alguna vez que, cuando ya no puedo aguantar más este lugar al que algunos llamamos España, procuro mirarlo a través de una biblioteca a fin de comprender y hacer soportable, al menos, su enfermedad social, su vileza histórica y su continua desgracia. Quiero decir que recurro a los libros como explicación y como analgésico, y eso alivia mucho. Consuela, y ya es algo, pues la comprensión de las cosas ayuda a encajarlas. Sin embargo, hoy me pillan ustedes dándole a la tecla con la guardia baja, y debo confesar que cuando digo eso de la biblioteca no soy sincero del todo. Hay otros métodos analgésicos más elementales, querido Watson. Alguno es peligroso, porque tiene dos direcciones: lo mismo puede consolarte que cabrearte más. Pero así es la vida. Me refiero a ir por la calle, mirar y escuchar. Apoyarte en la barra de un bar y tender la oreja. Buscar la parte divertida, entrañable a veces, de lo que somos. O de cómo somos. Y eso, que tantas veces nos condena, nos salva otras. Cómo no vas a querer a estos fulanos, me digo a veces. Malditos españoles de las narices. Cómo no los vas a querer.

Les cuento la penúltima. Después de varios días de mar y cielo echo el ancla en Formentera frente al Molí de la Sal, cinco metros de sonda y treinta y cinco de cadena, en un fondeadero magnífico que en invierno siempre encuentro desierto, pero que en verano se pone durante el día hasta las trancas. Estoy sentado en la popa leyendo por enésima vez Juventud de Joseph Conrad, y de vez en cuando alzo los ojos y miro alrededor, el va y viene de veleros y barcos a motor, las maniobras impecables de quienes saben lo que hacen y las chapuzas patosas de los domingueros irresponsables, como ese imbécil que llega, larga cinco metros de cadena hasta que el ancla toca el fondo, y acto seguido embarca en la zodiac con la familia y deja el barco a la deriva, pues garrea poco a poco y va siendo empujado por el levante hacia el mar abierto. Y yo miro alejarse el barco con objetiva curiosidad antes de volver a Conrad. Que se joda, pienso pasando una página. Que se joda.

Entonces ocurre la cosa, y olvido el libro. Dos pequeñas motoras menorquinas con bandera española llegan juntas y fondean una cerca de la otra, próximas a mí. Las dos cargan a bordo familia, mujer, suegra, cuñados y niños. Como ocho o diez en cada barco. Una ha echado el ancla demasiado cerca de la proa de un yate inglés grande y lujoso, de esos que llevan media docena de marineros uniformados a bordo, y varios de éstos se asoman a decirle al de la lanchilla que está demasiado cerca, y que con el borneo se les puede ir encima. Se lo dicen a gritos, en inglés. Por supuesto, el de la motora -barriga cervecera, bermudas hawaianas, gorra fosforito, y estoy seguro de que se llama Paco, Pepe o Manolo- no habla una palabra de inglés, pero entiende los ademanes. Y ahí sale la raza. «Ni que os lo fuera a romper», les grita. Y luego, como los otros insisten y gesticulan, mientras tira de la lengüeta de una lata de cerveza les aclara jurídicamente el asunto. «Éstas son aguas españolas, y yo fondeo donde me sale de los cojones».

Los marineros ingleses siguen protestando. El dueño del megayate, un fulano gordo con el pelo blanco, su señora -supongo- y dos criaturas jóvenes se han asomado a ver qué pasa. Y todo el grupo, dueño, familia, marineros, increpa desde la borda al español, que pegado a ellos, erguido en la popa de su lanchilla, impávido mientras su legítima abre los tuperwares y reparte bocadillos a la familia, se rasca los huevos con una mano y bebe cerveza con la otra mientras les dice a los súbditos de Su Majestad que no con la cabeza. «Que no, tíos. Que vais de culo conmigo. Que de aquí no me mueve ni la Guardia Civil».

Pero lo mejor está por ocurrir. Porque el patrón de la otra motora que fondeó un poco más allá, o sea, el amigo del de la cerveza, que sin duda se llamará también Pepe, Paco o Manolo, ha visto la movida, y tras dejar allí a la familia viene solo, remando en un bote de goma a toda prisa, en socorro de su compadre. Y cuando llega, se interpone entre la lanchilla y el yate inglés, se pone de pie muy cabreado, y grita. «Lo que tenéis que hacer es devolvernos Gibraltar». Entonces el amigo de la lancha le pasa una cerveza, y acto seguido, ante los estupefactos ingleses, los dos compadres, como si estuvieran en el fútbol, se ponen a cantar. «Soy es-pa-ñol, es-pa-ñol, es-pa-ñol».

Cómo no los vas a querer, me digo. A estos animales. Cómo no los vas a querer.

0 comentarios

Algarve 2016. 27 julio Rota-Sancti Petri.

Bueno,esta travesía llega a su fin.

El Tura se hace a la vela para recorrer las últimas 21 millas que nos separan de Sancti Petri,nos inunda la melancolía de cuando algo bueno se acaba,pero se ve contrarrestada por un buen día de navegación.

No queremos acabar la travesía con el mal sabor de boca que nos deja el navegar con el motor arrancado,así que,aunque lleguemos con marea baja,el coeficiente es también bajo,por lo que no deberíamos tener problemas para atravesar la barra que custodia la entrada al caño de Sancti Petri,adema´s, la ola viene de levante y eso hace que no se vea demasiado afectada por la barra donde los problemas se suelen producir cuando viene del W ; asi que decidimos navegar ´´únicamente a vela.

 

Navegamos de ceñida,podria decirse que a rabiar pues para no separarnos mucho de nuestro rumbo vamos a intentar ceñir lo máximo que nos permita el barco,así que con unos 12 knt y navegando abiertos al viento unos 30º conseguimos avanzar a 4/4,5 knts.La verdad es que aunque no sepamos sacarle al barco todo el partido que se merece,El se porta estupéndamente con nosotros permitiendonos muchos fallos y de la ceñida al través es donde mejor se ve lo bien que navega,manteniendo el rumbo perfectamente sin necesidad del piloto automático. Asi pues en tres bordos nos plantamos a la altura del castillo de Sancti Petri.Una vez allí arrancamos el motor y arriamos velas para entrar por el canal balizado que permite el paso a las embarcaciones con gran calado como los veleros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ciñendo a rabiar...

 

 

 

 

 

 

 

...Es como mas se divierte el Tura.

 

 

 

 

 

 

 

Alcanzando puntas de 4 y pico con vientos de 12knts a 30º

 

 

 

 

 

Y si el Tura va contento,nosotros también.

 

 

 

 

 

Vista del castillo de Sancti Petri desde la playa.

 

 

 

 

 

Un paraiso natural donde el Tura tiene la suerte de poder estar fondeado todo el año.

Todavía nos quedan 4 días de vacaciones y se nos hace un poco extraño después de 16 días no tener que zarpar hacia ningún lado ,ni tener que preocuparnos del "weather"o consultar las cartas para planificar otra ruta así que nos  dedicamos a descansar y disfrutar de este paraje que además es parque natural.

 

 

 

 

 

A lo cual me entrego a fondo.

Y así acaba nuestra travesía de este verano,ahora toca trabajar unos días,pero volveremos a la carga a mediados de agosto,aunque ya seran salidas de como mucho 3 días.

0 comentarios

Algarve 2016. 25 al 27 de julio Mazagón-Rota.

Zarpamos de Rota  sobre las 0900 de la mañana con destino Rota,una etapa de aproximadamente 45 millas, donde pasaríamos un día con el hermano de Nuria.

El parte meto pronosticaba vientos de 8 knt del E,pero como venía siendo habitual en esta travesía no acertó,y esta vez por mucho,durante casi todo el trayecto fuimos a motor con la mayor izada y el rumbo un poco más abierto que el que correspondia para llegar a destino y asi aprovechar un poco el viento aparente que generábamos al avanzar,mañana tranquila,hechamos curricán y pescamos lo que por aquí denominan serrucho,que es una especie de túnido similar a la caballa pero de mayor tamaño.

 

Pero la pacífica situación cambió en cuanto nos aproximamos a la altura de la desembocadura del Guadalquivir.

 

El viento empezo a arreciar y a subir la ola,además ,debido a la corriente en contra que nos encontramos en la desembocadura,apenas avanzábamos.De los 8knt que daban en el parte para la zona teníamos ya 26 knts constantes totalmente de proa que variaban ligeramente unos grados a cada banda,ora 5º a babor, ora 5º a estribor que junto con la ola formada y la corriente

no nos permitían avanzar a mas de 2knt,disminuyendo en ocasiones hasta los 1/1,5 knt.

 

Empezamos a pensar que si tomábamos un rizo a la mayor,abríamos rumbo y desplegábamos génova avanzaríamos como un tiro,pero el rumbo que debíamos tomar nos desviaba mucho de destino y como vimos un velero de bandera inglesa con cuatro o cinco tripulantes con pinta de "profezionales" que se dirigía tambien hacia la bahía de Cadiz decidimos que si esa gente que parecía saber un montón iba igual que nosotros,a rumbo directo,con mayor y motor,quizás no merecia la pena ponerse a dar bordos.

 

A la altura de Chipiona,empezamos a pensar que no seríamos capaces de arribar a Rota en un tiempo aceptable y que se nos haría de noche,por lo cual surgió una nueba posibilidad,cambiar el rumbo y dirigirnos a Chipiona,pero en cuanto rebasamos la desembocadura completamente la influencia de la corriente empezó a disminuir,decidí pegarme un poco a tierra y las condiciones mejoraron sustancialmente al quedar protegidos de la ola y el viento al quedar a sotavento de punta Candor y nuestra velocidad aumentó hasta los 4knt. Una vez sobrepasada la misma las condiciones volvieron a empeorar pero ya nos quedaba poco más de una milla para llegar a puerto y decidimos seguir a rumbo directo.

 

Por alguna razón aunque variamos rumbo el viento seguia entra´ndonos directamente por la proa,supongo que por alguna influencia de la bahía de Cadiz,el velero inglés que navegaba a nuestra altura en ese momento varió su rumbo hacia mar abierto y aunque se alejó considerablemente casi en dirección opuesta al puerto volvió a dar un bordo y alcanzó el mismo bastante antes que nosotros.

 

Una vez amarrados no sin complicaciones, decidimos que teniamos que replantearnos nuestra manera de navegar cuando el viento es fuerte y nos viene de proa,aunque parezca que nos desviamos mucho de destino podemos avanzar mucho más rápido y a pesar de recorrer más distancia creemos que ganaríamos tiempo y navegaríamos mejor,lo que se traduce tambie´n en que ganaríamos seguridad,tenemos que hacer cálculos al respecto.

 

 

 

 

 

Esto es lo que por aquí llaman serrucho.


 

 

 

 

 

Acercándonos al Guadalquivir.

Es una pena que no tengamos fotos del tramo desde que entramos en la desembocadura pero ni nos acordamos de la cámara,je je je.

Esa noche hubo buena cena en "casa Raúl",buen sitio para comer en Rota ,nos acostamos tarde y al día siguiente nos levantamos más tarde aún,comimos con mi cuñado y su novia y por la tarde limpieza del barco.

Al día siguiente haríamos el último tramo de la travesía que nos llevaría hasta "casa", Sancti Petri.

0 comentarios

Algarve 2016.24 al 25 de julio Culatra-Mazagón.

Zarpamos de Culatra al alba,poco viento y mar de fondo de proa para esta travesía,la verdad es que no nos gusta mucho este tramo,ni de ida ni de vuelta,aparte de que siempre la hacemos del tirón seguramente la próxima vez que surquemos estas aguas arribaremos hacia Ayamonte o Vila Real de Santo Antonio,quizás remontar el Guadiana hasta Alcoutim, casi siempre tenemos que tirar mucho de motor para no llegar de noche y como son muchas horas pues acabamos hasta los mismímos del runrun.Aparte de que por algún motivo que desconocemos siempre pasamos mucho frio en este tramo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿por qué siempre pasamos frio por aquí????

 

 

 

 

 

El patron también descansa.

 

 

 

 

 

Algo de mar de fondo de levante.

 

 

 

 

 

 

LLegando a Mazagón.

 

 

 

 

 

 

 

Ya en Mazagón se nos quitó el frío,después de casi 12 horas.

LLegamos a Mazagón,endulzado del Tura a conciencia,ya que no va a tener la oportunidad de nuevo en algun tiempo,ya que en el fondeo de Sancti Petri el agua dulce la administramos mas estrictamente,ducha y cena en un local del puerto.

Hay cambio de planes en la ruta,en vez de arrumbar hacia Sancti Petri,hemos decidido ir a Rota,el hermano de Nuria vive allí y vamos a hacerle una visita y pasar un dia con él

0 comentarios

Algarve 2016.22 al 24 de julio Vilamoura-Culatra.

A media mañana el Tura se ha hecho a la vela para recorrer las 24 millas que hay hasta Culatra,hoy el viento sopla del SW  a 18knts con rachas de hasta 26knts que nos entran por el traves de estribor,la mar todavía no se ha levantado,por lo que el barco vuela sobre el agua a una velocidad entre 6,5/7 knts sostenidos con puntas de 8,2 knts,una delicia de navegación que nos lleva a destino mucho más rápido de lo que teníamos pensado,el coeficiente de marea en esta ocasión es alto por lo que nos encontraremos con fuerte corriente a favor a la entrada de la canal de Olhão.

 

A escasas millas de Culatra vemos que por popa se acercan dos veleros,un monocasco y un catamarán que van reduciendo distancias  rápidamente,sé que los multicasco son muy rápidos a la vela con vientos de popa/aleta,pero nosotros navegamos a casi 7 knt sostenidos,cerca de la máxima velocidad teórica de nuestro barco,entonces,¿a que velocidad navegan estos dos veleros?,no son mucho mas grandes que el nuestro,asi que no acabo de entenderlo.Aún nos queda mucho por aprender sobre trimado,tiempo al tiempo.

A la entrada de la canal arrancamos el motor y arriamos las velas ,la fuerte corriente que nos arrastra hacia el interior hace parecer que el agua hierve  formando fuertes remolinos a nuestro alrededor,una vez dentro la corriente se suaviza,nos dirigimos a nuestra zona de fondeo y en sonda de 6mtrs largamos el ancla con 40 mtrs de cadena,durante toda la tarde el viento sopla con rachas contínuas de hasta 23knts,es el máximo viento con el que hemos estado fondeados hasta ahora,pero nuestro ancla Bruce y sus cuarenta metros de cadena nos mantienen sin problemas,estamos cogiendo práctica y confianza en esto de fondear,aún asi,antes de relajarnos,como siempre, tomamos enfilaciones y programamos la alarma de garreo del plotter.Ya se sabe "la confianza mató al gato" y no nos gustan las sorpresas.

 

 

¡Da gusto navegar así!


 

 

 

 

 

Inmortalizamos 7,3knts pero llegamos a 8,2knts.

 

 

 

 

 

Fuerte corriente, parece que el agua hierve y borbotea saltando y salpicando.¡Impresionante!.

 

 

 

 

 

La catenaria se tensa bajo la presion del viento.

 

 

 

 

 

Por la tarde llegó este bonito velero de bandera francesa con 2 tripulantes perfectamente vestidos de piratas,comentar que una vez fondearon apareció una embarcación de la policía marítima portuguesa y les hizo arriar el pabellón pirata que enarbolaban bajo la cruceta de babor.

Con la llegada del ocaso cayó el viento y se mantuvo así toda la noche, en ese momento y casi sin darnos cuenta teníamos fondeado al lado este precioso velero con chica en proa incluida.

El dia siguiente volvimos a dedicarlo a una de nuestras actividades  favoritas , no hacer nada , el conocido Dolce Far Niente, como mucho leer , dormitar en cubierta etc . Ni siquiera desembarcamos , relax total y absoluto , para prepararnos para la siguiente etapa ya de vuelta a territorio Español.

1 comentarios

Algarve 2016.21 al 22 de julio Portimão-Vilamoura.

Comenzábamos el regreso a España y parecía que el "Weather" nos acompaña un poco más, de hecho hoy ha sido un buen dia de vela,el viento sopla de norte a 10 - 12 knts y como navegamos cerca de tierra no hay ola ya que no tiene espacio para formarse, aún así el parte sigue sin acertar pues pronosticaba vientos de norte de 17 knts con rachas de 25 knts.

no hay mucho más que destacar de esta etapa,navegación a vela tranquila y disfrutando de buena música, la entrada a Vilamoura ya la conocíamos  así que no hubo problemas,nos asignaron el mismo amarre del año pasado y con ayuda de los marineros que incluso apoyan el amarre con una neumática.

Un español solitario que traslada un velero de Alemania a Canarias nos confirma que el viento de levante ha estado soplando muy fuerte en el Estrecho y que unos compañeros suyos que se dirigen al Mediterraneo llevan fondeados varios días por la imposibilidad de cruzarlo,todavía tenemos tiempo y no hemos llegado a la zona de influencia del levante así que veremos como progresa.

 

La marina de Vilamoura es una especie de puerto Banús del Algarve,puerto pijo y la ciudad plagada de turistas ingleses sin ningun atractivo especial,la decisión de parar aquí es debido a que la pleamar para entrar en Culatra al día siguiente es a las 1700 y no queremos sorpresas, hemos decidido que si no conseguimos entrar en Culatra regresaremos a Vilamoura y haremos la etapa al día siguiente directos hasta Mazagón para lo cual habrá que madrugar mucho,pues serian unas 80 millas del tirón,confiemos en que  no haya problemas.

 

 

 

 

 

 

 

Por fin tenemos buenas condiciones para avanzar a vela ,viento constante y mar plana.

 

 

 

 

 

 

 

Así da gusto.

 

 

 

 

 

 

 

Lo dicho.

 

 

 

 

 

 

 

Costa tranquila....

 

 

 

 

 

 

 

....y relax a bordo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mucho relax

 

 

 

 

 

Como le gusta que haya marineros esperando y no tener que saltar je je,bueno,a mi también me gusta,no os voy a engañar.

El velero que está amarrado delante viene de Alemania y se dirige a Canarias con un español que va en solitario.

Hemos recorrido unas 25 millas y creo que si hubiéramos seguido hasta Culatra (si las condiciones se mantenian igual) habríamos llegado con la pleamar,pero bueno,aqui estamos,poco mas que hacer  así que mañana esperamos estar fondeados otra vez en  la "isla Tranquila".

0 comentarios

Algarve 2016.18 al 21 julio 2016 Albufeira-Portimao.

Salimos a media mañana,repostaje de depósito y petacas y partimos sin incidentes.Parece ser que lleva varios días soplando el levante en el Estrecho con rachas de hasta 50 nudos,que debe de ser el motivo por el que seguímos con este incomodísimo mar de fondo que nos entra por el través/aleta de babor.

 

Esta etapa es muy cortita ,sobre unas 18 millas, y menos mal que es así,porque al rato de zarpar de Albufeira,debido a la ausencia de viento y a la maldita ola que nos balancea  de lo lindo,Nuria empezó a encontrarse mal y no se recuperó hasta Portimão,lo cual fué una pena,no solo por el mal rato,sino porque se perdió las bonitas vistas de la costa,plagada de cuevas,calas y acantilados.

 

El  plan inicial era ir muy cerca de costa,para poder apreciar mejor la fantástica orografía ,incluso teníamos contemplado fondear y acercarnos con el dinghy a algunas de las mas características como la de Algar de Benagil,pero la mar formada desaconsejaba totalmente la practica, lo cual, sumado al estado de Nuria lo hacia prohibitivo;otra vez será,incluso las pocas embarcaciones semirrígidas que vimos con potentes motores fueraborda,que se dedican a llevar  a los turistas a visitar las cuevas se mantenían a distancia de seguridad .

 

Portimão es una localidad que se encuentra en el margen derecho del rio Arade, el cual nace en la sierra de Caldeirão,muy cerca de su desembocadura. la desembocadura del rio esta protegida por dos espigones que deja en su interior una magnífica zona de fondeo,pero un poco saturada de barcos,además,como queríamos visitar tranquilamente la localidad decidimos ir a puerto por comodidad y seguridad ya que cuando uno esta fondeado no visita los lugares con la misma tranquilidad.

 

la marina  de Portimão,ufff,que decir,creo que es el mejor puerto que hemos conocido hasta el momento,grande, tranquilo,con un pantalán de espera kilométrico,buenas instalaciones,con locales cerca del mismo donde tomarte algo o cenar bien si no te apetece ir al pueblo,buen trato del personal y un precio aceptable,barato diria yo si comparamos con otros puertos  como se suele decir calidad/precio.eso si,con una mini rampa de madera que une el pantalán de espera con la recepción que resbala como su p....ta madre,donde casi nos partimos la espalda  los dos al intentar no caer al suelo tanto a la ida como a la vuelta.durante los días siguientes muchos fueron los que vimos caer en la rampa de mierda que han puesto allí,seguro que los marineros,muy amables por cierto(habia tres esperándonos para ayudar a amarrar cuando llegamos) hacen apuesta a ver quien se la pega.

 

Nos dan a elegir amarre y nos vamos para alla.   ¿que coj.....es nos pasa a la hora de amarrar? otra vez,que es este,no,el siguiente,ah no,que era el de antes,pa tras,pa lante,tenía que haberle  dado más atras ,bueno creo que entro y .....otra vez la hemos liao y eso que esto es inmenso.No tenemos remedio,pero bueno ya hemos amarrado sin que nada más que nuestro orgullo haya salido dañado.

 

Algunas imágenes de la costa.

 


 

 

 

 

 

 

 

LLegando a Portimão

 

 

 

 

 

 

 

Espigón este de la desembocadura del rio Arade,detrás se encuentra el fodeadero.

 

 

 

 

 

Fondeadero,al fondo el espigón anterior.

 

 

 

 

 

 

 

Otra vista.

Según remontamos el río Arade desde la desembocadura a estribor queda el fondeadero,una vez pasado el mismo se encuentra el castillo de Ferragudo,es privado y no se puede visitar,y si seguimos un poco más el pueblo de Ferragudo,donde hay un pequeño embarcadero donde se puede dejar la auxiliar y visitar la zona o tomarte algo en el restaurante que hay justo encima de este,eso si hace falta un cabo largo para amarrar pues es bastante alto y al  lado hay una escalera para desembarcar.A babor justo enfrente del castillo se encuentra la marina de Portimao.

 

Te puedes mover por todo el rio en varios servicios de acuataxi que existen y que te dejan incluso en la playa que quieras.

 

 

 

 

 

 

 

Castillo de Ferragudo,la playa para nosotros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde la marina.

 

 

 

 

 

Pantalán de espera inmenso.

 

 

 

 

 

Bocana de la marina.

 

 

 

 

 

Hay cuatro veces mas sitio que en Albufeira,pues ni así conseguimos amarra decentemente.

Desde la marina al centro de Portimão hay unos 20 minutos andando,o puedes ir en acuataxi que te viene a recoger al pantalán de espera.En dirección a la playa,que está equipada con todo tipo de instalaciones deportivas,escenarios y demás hay una zona de bares y restaurantes  a escasos 10 min andando y ya se encuentra uno en lo que es la zona turística con demasiada gente para nuestro gusto,aunque la noche antes de zarpar hacia Vilamoura fuimos a  saciar un antojo de pizza.

 

 

 

 

 

 

 

En el centro de Portimão hay varios muelles con embarcaciones de recreo pero desconocemos como se gestiona el amarre.

 

 

 

 

 

 

 

Precioso.

Y así van pasando los dias,también aprovechamos para endulzar el Tura,llenar depositos,ordenar y limpiar un poco por dentro ,alternado con salidas al pueblo a comer,cabe destacar un local donde nos comimos un estupendo cowboy steak,no tanto por el local como por su propietario,un sudafricano que habia vivido en medio mundo y nos dio buena conversación,en castellano por supuesto,porque hablaba cinco idiomas.

 

 

 

 

 

 

"O canto do Pecado" propiedad de César,un sudafricano que despues de recorrer medio mundo buscando el amor lo encontró en Portimão.

 

 

 

 

 

 

 

Parada de acuataxi.

 

 

 

 

 

 

 

En cualquier esquina se nota la relación con el mar.

En un principio habiamos planeado  llegar hasta Baleira para ver el cabo de San Vicente y fondear en la ensenada de Sagres,ya que nos apetecia conocer esa zona mas salvaje del Algarve,pero en los días que llevábamos el "weather" habia sido muy variable y le prometí a Nuria que solo fondearíamos allí si el tiempo era excelente y como las condiciones del mar no las consideré adecuadas para tal menester y viendo que en el estrecho seguia soplando levante fuerte decidimos emprender el regreso,en primer lugar hacia Vilamoura,ya que era el puerto mas cercano a Culatra donde esperaríamos a que las condiciones mejoraran para poner rumbo a casa,a Sancti Petri,aun nos quedaban algunos días de vacaciones,pero no nos gusta ir con el tiempo pegado al culo porque siempre pueden surgir imprevistos asi que estaba decidido el nuevo plan,volvíamos a la ilha de Armona,pero eso será la siguiente etapa.

Algarve 2016. 16 al 18 de julio Culatra-Albufeira.

El día 16 nos levantamos tarde pues teníamos tiempo, desayuno tranquilo y , arranchado el barco, levantamos el fondeo con su consiguiente regalito de algas para el pozo de anclas.

Nos dirijimos a la salida del canal a una hora de la pleamar,la corriente en contra no era demasiado fuerte, dónde más, cerca de la salida ya que el paso es mas estrecho, como mucho llevaría un nudo o nudo y medio en contra.

Nos damos cuenta de que otro velero de unos 45 pies nos sigue a una distancia de un cable(185 metros) aproximadamente, por la proa se divisan rociones que saltan por encima del espigón pero en la bocana en sí no se aprecia demasiado movimiento, así que continuamos;ya muy cerca de la bocana empezamos a notar el efecto de las olas y las veíamos romper con fuerza contra el faro que nos queda a estribor y justo en ese momento dónde la proa del Tura cabeceaba ya con fuerza moviéndose también hacia las bandas vemos como el c....ón del velero que llevábamos detrás nos adelanta por estribor, daba la impresión que los dos barcos no cabían por la bocana y menos con el meneo que llevábamos,¿por qué coj....es no nos adelantó durante las dos millas anteriores?......supongo que tampoco esperaba encontrarse la mar así y en el último momento metió motor a tope para salir cagando leches de allí.

Todavía con el cabreo encima salimos al mar, el velero que nos ha revasado arrumba hacia el este y nosotros hacia el oeste destino Albufeira aproximadamente 24 millas.El panorama que nos encontramos en el mar era una mar de fondo de levante de al menos olas de 3 metros muy continuas y 0 aire por lo cual a motor y 2000 rpm nos dirijimos hacia el sur y viramos hacia el oeste en cuanto vimos franco el paso del cabo de Santa María, éstas olas nos acompañaron casi toda la travesía auque quedamos algo más protegidos en cuanto lo doblamos.

Tras cinco horas y media divisamos la entrada al puerto de Albufeira.

 

 

 

 

Otra vez algas al izar el fondeo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo siempre me siento bien!!!!

 

 

 

 

Mar de fondo de levante batiendo contra el espigón.Aparentemente en el canal no se aprecian olas.

Pues las había!!!!!

 

 

 

 

 

No parece tan cerca pero ya os digo que sí que lo estaba.La foto es sacada de un video hecho con una sjcam 4000 y las cosas parecen más lejos de lo que están

Cuando llegábamos a Albufeira desde fuera no se ve el puerto pues se encuentra metido entre unos cortados por su parte oeste y el pueblo por la este, y me dijo el Patrón, este puerto va a ser muy bonito tiene pinta de estar muy recogidito.Recogidito???? y tanto.....

una vez traspasada la bocana y el canal que lleva al interior(que a mi ya me pareció estrecho), amarramos en el pantalán de espera, de espera???? pero si el barco parecía que se quería ir!!!...se movía más que  a la salida de Culatra,y el movimiento expulsaba las defensas continuamente así que mientras que Hugo iba a hacer el papeleo de entrada yo me quedé sujetando el barco(como si fuera capaz!!).

Una vez regresó nos dirijimos al punto de amarre que nos habían asignado.

Para que os hagais una idea de cómo vimos el puerto de Albufeira, imaginaros un ciclista subiendo una etapa de montaña puntera del Tour de Francia, esas imágenes dónde no se ve la carretera debido al público y el ciclista se va abriendo paso entre ellos, es una especie de embudo dónde sólo se ven unos pocos metros a medida que el ciclista avanza.Pues así lo vimos nosotros, se fue estrechando más y más, parecía que íbamos abriendo paso con la proa del Tura,Viramos a estribor no sin dificultad en la calle donde se encontraba nuestro amarre y " os juro por mi mare" que el Tura no cabía en esa calle atravesado,localizamos el amarre e iniciamos la maniobra;no tenía espacio para virar ya que iba muy lento, sabía que necesitaba más velocidad pero daba canguelo.Después de tres intentos y quedarnos los tres atravesados, ni para atrás ni para adelante, con un público ya considerable, se presentaron a ayudar varias personas, al final metimos el barco en el amarre de popa, que era como mejor nos cuadraba ya, y tirando de él a mano.Eso sí, el puerto era muy RECOGIDITO, por lo menos estábamos en buena posición para salir, que si tengo que salir marcha atrás, pensando sólo en ello, no hubiera disfrutado de la estancia en Albufeira.

 

 

 

 

 

 

Bocana Albufeira.

 

 

 

 

 

 

 

 

Bocana y canal de acceso al interior del puerto.

 

 

 

 

 

 

 

Pantalán de espera.¿Por qué ahora no se mueve?

 

 

 

 

 

 

 

Recogido,recogido.

 

 

 

 

 

 

Nuestro amarre queda a babor detrás del velero amarillo que se aprecia al fondo.¿es estrecho o nos lo parece sólo a nosotros?vale que no somos los mejores amarrando pero nos hemos esnafrado en sitios mas grandes.

En Albufeira pasamos un par de días, el pueblo muy turístico..... descansar,comer,beber, descansar,comer,beber.......en fin, lo que se viene haciendo en vacaciones.

 

 

 

 

 

 

 

Casa da Fonte un lugar muy recomendable para comer.

 

 

 

 

 

 

 

¡¡¡Que buen solomillo me comí!!!!!

 

 

 

 

 

 

 

Un poco de turismo.

 

 

 

 

 

 

 

Y un poco más.

0 comentarios

Algarve 2016. 13 al 16 de julio Mazagón-Culatra.

Zarpamos a las 6:30 del puerto deportivo de Mazagón y arrumbamos directos al cabo de Santa María dónde se encuentra la Isla de Culatra que pertenece al parque natural de Ilha Formosa;la navegación fue básicamente a motor con la mayor izada con muy poco viento de proa y menos mar de fondo que en la etapa anterior, por lo cual no hay nada que destacar, aunque cuando uno se mueve en barco que no haya nada que destacar siempre es buena noticia.

Tras unas 12 horas de navegación y aproximadamente 56 millas arribamos a la bocana de la canal de Olhao.La marea estaba subiendo con un coeficiente bajo por lo cual la corriente aunque a favor, no era demasiado fuerte.

 

 

 

 

 

 

Entrada de la canal de Olhao con buena mar.

 

 

 

 

 

Ya dentro de la canal vamos dejando la bocana por popa.

 

 

 

 

 

Pasando a la altura del puesto de socorro de naúfragos, sí, 13 de julio a las 19.00 de la tarde con la sudadera puesta!!

En la zona en la que nosotros fondeamos, que es la segunda según entras justo en frente del puerto de pescadores, hay menos barcos que el año pasado por lo cual no hay problemas para encontrar un buen lugar, esto en cuanto a los barcos, pero en cuanto al tenedero, el primer lugar en el que intentamos fondear estaba plagado de algas y el ancla no agarraba, así que nos movimos unos metros y volvemos a intentar el fondeo esta vez con éxito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Una ensalada?

 

Una vez fondeados, comprobado que no garreamos y tomadas enfilaciones, nos relajamos en este paraje natural durante los siguientes 3 días que dedicamos a hacer la colada,bajar al pueblo y practicar sobre todo EL DOLCE FAR NIENTE, que tanto le gusta a Cocua Ripoll del velero Archibald en su " paseo por el mundo".

 

 

 

 

 

 

Colada en el Tura; de las cosas que más nos gustan de este tipo de vida es la poca ropa que tenemos que usar.

 

 

 

 

 

 

 

Y voy por el tercero, no me va a llegar la lectura!!

 

 

 

 

 

Dirigiéndonos a punto de desembarco.

Aunque hay un pequeño puerto de pescadores a nosotros nos gusta desembarcar en una playita a la izquierda del puerto, a parte de que es muy tranquila hemos encontrado unas vigas que se ven a la izquierda de la foto dónde se puede dejar el dingui amarrado con cadena y candado; aunque no hay motivo para desconfiar preferimos asegurar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hechándole un vistazo a la siguiente etapa.Siempre nos ha gustado más el papel.

Al dia siguiente partíamos hacia Albufeira; como teníamos pensado salir con la pleamar que era a las 13:00h, no tuvimos que madrugar, algo que se nos hace raro cuando tenemos navegación ya que por lo general nos gusta zarpar al alba para llegar con tiempo a destino.

0 comentarios

Algarve 2016. 11 al 13 de julio Sancti Petri-Mazagon

Llegamos a Sancti Petri el día 9 por la tarde, dedicamos esa tarde y el día siguiente a ultimar los preparativos.Estabamos un poco nerviosos,lo normal cuando se realiza una travesía de este tipo, que aunque sin ser de gran envergadura para nosotros era una gran aventura;el año pasado ya habíamos navegado por la zona lo cual nos daba más confianza, aún así toda precaución es poca.

El día 11 zarpamos hacia Mazagón a las 6.30 de la mañana, teníamos por delante una etapa de aproximadamente 55 millas.

La travesía se hizo bastante pesada;salimos sin aire y con mar de fondo que hacía la navegación incómoda.Empezón a subir el viento y también la ola, en algunos momentos el aire alcanzó los 20 nudos totalmente de proa, con lo cual cómo era una etapa larga(unas 12 horas),para mantener el rumbo lo máximo posible y mantenernos en los 5 nudos de velocidad que habíamos planificado acompañamos durante casi todo el trayecto motor y vela.

 A la llegada al puerto de Mazagón nos asignaron un amarre que como viene siendo habitual en este puerto nos acogió con nuestro primer rasguño en la banda de estribor.

Esa tarde noche descansamos y nos dedicamos a ir amarinando el barco,al día siguiente aprovechamos para endulzar el Tura ya que como está permanentemente en un fondeo, el agua dulce es un bien preciado y no podemos derrocharla para endulzar y llenamos los depósitos de agua dulce.

El resto del día estuvimos descansando,¡¡¡¡que para eso son vacaciones!!!

 

 

 

 

 

Navegando hacia Mazagón.

 

 

 

 

 

Timonel.

 

 

 

 

 

 

 

Mercantes en la boya de recalada de mazagon,fondeados esperan entrar en la ria de Huelva.

 

 

 

 

 

 

 

El Tura amarrado en el puerto de Mazagon.

Sobre esta etapa nada más que destacar,sólo comentar que nos sorprendió la libertad con que personal ajeno al puerto deportivo salta las puertas para pescar desde los pantalanes y que los pescadores del mismo puerto echen las redes entre los mismos pantalanes.

0 comentarios

Navegando hacia Sancti Petri este sábado

 

 

 

Este sábado en una salida con la que inauguramos oficialmente la temporada de verano; los próximos dos meses viviremos en el barco casi permanentemente.

 

 


0 comentarios

Asi quedó nuestra nueva banda solar.

 

 

 

 

 

 

Aprovechando un dia con poco viento(entre 6 y 9 nudos) he salido a probar la vela con su nueva banda solar,he cogido un dia de viento flojo ya que no habia puesto nunca esta vela y queria comprobar que no hubiera ningun problema,sobre todo con el enrollador.

En cuanto a la navegación,aparte de que este génova es mucho mas ligero que el que tenia anteriormente con lo cual facilita mucho las maniobras y se comporta mejor con vientos flojos,no he notado perdida de prestaciones derivadas de la banda,ya que navego igual de mal con cualquier tipo de vela.

0 comentarios

Nueva banda solar para génova

Teníamos ganas de usar un génova ligero que había en el Tura pero no tenía banda solar. Como el barco tiene enrollador y la vela de proa no se cambia a menudo necesitábamos ponerle la banda de protección UV para protegerla del sol.

Eran muchas las dudas que teníamos, pues leído sobre el tema, había que tener mucho cuidado en no perder la forma de la vela, que la tensión del hilo fuera la correcta, que pudiéramos coser en los puños, y sobretodo, el manejar una vela tan grande y coserla con una máquina de coser estándar, osease, de andar por casa!!.

En primer lugar, la tela; usamos masacril, de la que nos sobró de hacer los toldos y el hilo del tipo bondeado, con protección UV para máquinas de coser. También usamos un pegamento en spray para sujetar los paños a la vela en un primer momento.

La máquina de coser, una Singer de las baratas, con la que ya habíamos cosido otras lonas del barco. Y por último, muchas agujas y paciencia.

Pero empecemos por el principio:En primer lugar comprobar hacia  donde gira  nuestro enrollador para así saber en que lado tenemos que coser la banda. Segundo,  cortamos los paños, en tramos de 1.20 mts de largo por 0.50 mts de ancho. En esta medida van incluidos los dobladillos. Después se extiende la vela, que quede de manera natural( nosotros empezamos por la baluma), y se van cogiendo los tramos de paño rociándolos por una cara con el pegamento en spray, y se van colocando a lo largo de la vela, respetando su curvatura, con cuidado de que monten uno sobre otro.

 

 

 

 

 

 

 

En primer lugar se cuadran los paños y se van pegando a la vela.

 

 

 

 

 

 

Es importante respetar la forma de la vela.

Una vez están pegados los paños se empieza a coser, primero el borde interior,ésta es una de las partes más complicadas,conviene hacerla entre dos personas, una cosiendo y la otra ayudando a mover toda la vela a medida que ésta avanza, a su vez, hay que estar pendiente de que no se formen pliegues ni tensiones extrañas.

Para que la parte exterior de la baluma pueda pasar por la máquina también hay que ir enrollándola a medida que la vela avanza.

 

 

 

 

 

 

Simplemente ir cosiendo el borde mientras , a la vez, se va enrollando la vela, se va estirando la misma, se va moviendo toda la vela hacia delante, la tensión del hilo sea la correcta y poco más; fácil, fácil...jejejeje

 

 

 

 

 

 

Primera costura terminada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las costuras transversales son las que unen los diferentes paños,la costura no llega hasta el borde de la baluma para permitir que corra el cabo del balumero.

Las costuras diagonales afirman el paño a la vela.

 

 

 

 

 

 

Detalle de la costura.

 

 

 

 

 

 

Empezamos con el pujamen y se realiza la misma operación, aquí la curva de la vela es mayor aunque en esta foto no se aprecia, por lo cual hay que ir con más cuidado en el tema de pliegues y tensiones.

Una vez se ha terminado con el pujamen y la baluma quedan los puños.Como esta vela no tiene un grosor excesivo he conseguido coserlos con la máquina partiendo muchas agujas y con un remate, "poco profesional", pero creo que cumple , de sobra, las expectativas.Para que la aguja y el hilo se deslizaran mejor, en las zonas mas gruesas, de vez en cuando, les hechaba un roción de aceite en spray, que facilitaba un poco el paso.

 

 

 

 

 

 

Puño de driza

 

 

 

 

 

 

Puño de escota.

 

 

 

 

 

 

Puño de amura.

 

 

 

 

 

 

Balumero con su clamcleat.

Aqui se aprecia como queda el dobladillo por la parte posterior de la banda.

 

 

 

 

 

 

Finalizado.

 

 

 

 

 

 

 

Estos han sido los pasos para ponerle la banda solar a un génova, ahora sólo queda probarla y comprobar que la vela pinta bien,en cuanto lo hagamos colgaremos las fotos para que tengais una vista completa.

El trabajo se ha llevado a cabo entre dos personas en dos tardes.

 

0 comentarios

Percha IOR casera

Es sabido que el aro salvavidas,puede ser dificil de ver en condiciones de mala  mar desde el barco ,pero mucho mas para la persona que ha caido al agua,a esto le añado la incomodidad de lanzarlo si la boya luminosa reglamentaria va unida directamente al aro.

 

Hay basicamete dos maneras de portar el aro en nuestro barco;unido a este mediante el conocido cabo flotante de polipropileno que tan mal aguanta la abrasion de los rayos UV o sin unir,otra opcion es llevar  uno de cada.

 

En el caso de no llevarlo unido, que es como yo lo llevo,creo que una buena opcion seria amarrar en el extremo del cabo una percha IOR, de esta manera,tanto la tripulacion como sobre todo la victima tienen muchas mas posibilidades de encontrar el aro salvavidas,debido a que la bandera y la luz se encuentran mas elevadas sobre el nivel del agua.

 

Una percha IOR comprada puede costar hasta 200 euros,por lo cual con materiales reciclados he decidido hacerme una,que espero no tener que utilizar nunca.

 

El material utilizado ha sido:

-Un trozo de tubo de aluminio de 20mm.

-Una varilla de fibra de vidrio como las de las tiendas de campaña.

-Lona de pvc amarilla y roja

-Luz automatica de un chaleco salvavidas viejo.

-Varios trozos de plomo de tuberias antiguas.

-un trozo de perfil de aluminio.

-remaches.

-Cinta reflectante.

-Bote de espuma de poliuretano.

Como tenia todo el material menos el bote de espuma,el coste total de la percha a sido de 1,50 euros y cumple a la perfeccion su cometido,lo mejorable hubiera sido que la luz estuviera a tope,pero el cable entre el sensor de agua y la luz no era lo suficientemente largo.

 

Este es el resultado final.

 

 

 

 

 

 

 

El cuerpo de boya se realizó en un molde de pvc rellenándolo con la espuma de poliuretano y después se colocó la funda de pvc hecha a medida, colocándole el nombre de la embarcación y la cinta reflectante.

El plomo , que hace que la boya se mantenga adrizada, está rellenando la parte inferior del tubo de aluminio, para lo cual hubo que derretirlo.Y en el tubo, por su parte interior se colocó un tope de madera a la altura de la cual no quería que pasara el plomo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luz estroboscópica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Batería de luz estroboscópica con sensor.

Se ha colocado en un soporte hecho con perfil de aluminio remachado y a su vez, sujeto al tubo de aluminio con remaches.

El cable que une la luz con la batería va por el interior de la funda de pvc.

 

 

 

 

 

También he hecho el soporte en tubo de pvc pintado en blanco  y he aprovechado un soporte que tenía en el barco, que creo es para un boya luminosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta foto está hecha con flash para que se pueda apreciar el efecto de la cinta reflectante.

1 comentarios

velero Tura

Aquí  ponemos un pequeño video de una de las travesías de este verano,la calidad de la imagen no es muy buena y la edición de principiantes,pero esperamos ir mejorando en lo sucesivo,esto podríamos considerarlo como una pequeña prueba.

Para verlo en pantalla completa,hay que pinchar sobre el logo de youtube.

2 comentarios

Plataforma de popa

Le hemos instalado al Tura una plataforma de popa que nos facilitara el acceso al barco,sobre todo cuando vayamos cargados,ya sea bolsas de compra,garrafas de agua y combustible,estibar el motor de la embarcacion auxiliar o simplemente para darnos un baño.

Se ha realizado en acero inox y madera de teca,las bases en el espejo,para no complicarnos con angulos y demas las hemos puesto articuladas(por cierto,nada baratas),espero que den un buen resultado.

La escalera es la misma que habia en el espejo de popa con una ligera modificacion,le hemos añadido unos codos para que se adaptaran a la plataforma y el peldaño/soporte se ha modificado quitandole la teca , ahora queda como asidero para subir por la escalera,ocupa un espacio de la plataforma pero era la mejor solucion para poder utilizar la antigua escalera de popa.

Vista lateral

Vista superior


0 comentarios

Cambio de rodamientos en aerogenerador

En los últimos meses hemos notado un cambio en el ruido que hace nuestro aero, ha pasado de ser un imperceptible shshshshshshs a un molesto rrrrrrrrrrrrrrrrr.

Nuestro aero es un Rutlan 913. Lo venden como específico para embarcaciones, pero aunque estamos muy contentos con su rendimiento, no lo estamos tanto con la calidad del material, puesto que sólo tienen tres años y ya hemos tenido que hacerle mantenimiento.

Después de quitarlo del mástil  y llevárnoslo a casa lo primero que hemos hecho ha sido desmontarlo.

Aparte del cambio de rodamientos, de los cuales uno estaba totalmente oxidado y era el que daba problemas , también hemos tenido que sanear y pintar la aleta de cola del aero, puesto que es de acero (ese que tiene cierto color dorado parecido al de los tornillos de acero malo,que creo que venden como zincados),  lo cual no entendemos en un aparato marino.

 

Lo primero fue sanear la cola, para lo cual utilizamos decapante y después un cepillo de púas para taladro, para quitarle el óxido mecánicamente.

 

 

 

 

 

 

Eliminado de pintura con decapante.

 

 

 

 

 

 

Corrosión

 

 

 

 

 

 

Después de la limpieza

 

 

 

 

 

 

 

Primera capa de Imprimación

Lo siguiente  fue desmontar el cuerpo, marcar los cables , quitar las aspas( esta operación se puede hacer al principio),separar los dos imanes y quitar el bobinado para poder extraer los rodamientos.

 

 

 

 

 

 

Mecanismo eléctrico que está dentro de la carcasa.

 

 

 

 

 

 

Marcado de los cables que hay que soltar.

 

 

 

 

 

 

 

Una vez marcados los cables hay que aflojar los dos tornillos que se ven para poder quitar el cuerpo metálico.

 

 

 

 

 

 

 

Retirado el cuerpo metálico se extrae la arandela y la tapa de plástico que se ve.

 

 

 

 

 

 

 

Quitamos estos tornillos para poder quitar la primera pieza con imán.

 

 

 

 

 

 

 

Imán

 

 

 

 

 

 

 

Ya podemos ver el bobinado y el primer rodamiento.

 

 

 

 

 

 

Se extrae bobinado y vemos el segundo rodamiento.

 

 

 

 

 

 

Este es el rodamiento oxidado que daba problemas.

 


Para extraer los rodamientos me acerqué a un taller de automoción donde los sacaron con un extractor en 5 minutos sin cobrarme nada.

Para quitar el rodamiento que se ve en las fotografías anteriores, como el extractor apoyaba en el eje por donde salen los cables,para no dañar éstos utilizamos una tuerca que previamente yo había cortado, que permite tener una base plana de apoyo para el extractor y no se dañan los cables al salir por el lateral

 

 

 

 

 

 

Tuerca cortada por el lateral izquierdo que permite el paso de los cables

 

 

 

 

 

 

 

Así tenemos una superficie plana para apoyar el extractor y no dañar los cables.


 

 

 

Rodamientos nuevos de inox 316 sellados y lubricados por grasa.

 

 

 

 

Después de lijar el eje con lija fina, se colocan los nuevos rodamientos previa aplicación de un fijador,en este caso he utilizado un fijador de roscas.

 

 

 

 

 

 

 


Una vez montados los dos rodamientos se procede al montaje de aerogenerador siguiendo los pasos inversos al desmontaje.

En la web de Marlec hay un video ilustrativo de todo el proceso, que es bastante sencillo.

Lo último ha sido acabar de pintar la cola a la cual le hemos dado dos manos de imprimación y tres de poliuretano de dos componentes y después le hemos pintado el logo del barco.

Una vez en el barco se han montado las palas y hemos comprobado satisfactoriamente que ya no hacía ruido, es más, diría que hace menos ruido que cuándo era nuevo.

0 comentarios

Renovación cuadro eléctrico

Aprovechando el invierno, una de las tareas que teníamos pendiente era la renovación del cuadro eléctrico de 12 voltios.

Era el original del barco y tras él, había una maraña de cables y empalmes que "daban mieo".

Era imposible identificar nada y en caso de avería, muy complicado la solución.Muchos cables que no iban a ningún sitio y empalmes de diferente grosor.

Para el cambio adquirimos dos paneles eléctricos prefabricados, sustituimos la toma de 12 voltios por una nueva con toma USB, una nueva radio-música,interruptor automático de bomba de achique con alarma y realizamos unas puertas en el tablero para tener buen acceso a la parte trasera.

 

 

 

 

Panel antiguo

 

 

 

Cableado interior

 

 

 

 

 

 

 

Parte trasera

 

 

 

 

Conexiones


A partir de aquí, unas fotos de cómo quedó el nuevo panel

 

 

 

 

Nuevo panel con puerta

 

 

 

Organización positivos y negativos


 

 

 

 

 

Parte trasera

 

 

 

Parte trasera


 

 

 

 

 

Antes

 

 

 

 

 

Ahora

 


0 comentarios

Travesía Sancti Petri - Barbate

Aprovechando que tenemos unos días libres y que la tripulación del velero Argos partía hacia el Mediterráneo, decidimos acompañarlos hasta Tarifa y fondear en la playa de Los Lances, puesto que nunca habíamos estado allí.

El Argos es un velero de fibra de unos 40´, en él iban el patrón, Manu, su mujer Pepi y la hija,Neria.

 

Habíamos quedado para salir a las 8.00 horas , un par de horas antes de la bajamar, ya que ese día había un coeficiente superior al 80.Esto quiere decir que las mareas son grandes con lo cual en la bajamar corremos el riesgo de tocar fondo en el canal de salida del caño. Pues bien, salimos a las 10.00 horas , unos minutos antes de la bajamar....así que ya estábamos un poco estresados.

Si algo nos daba tranquilidad es que el Argos iba a ir por delante nuestra, así que si él pasa, nosotros pasamos.

Cuando salíamos por los últimos espeques del canal la sonda pitaba como loca y en algún momento puede que hasta tocáramos pero como es arena no nos dimos cuenta, aunque la sonda marcó 1.75 metros que es nuestro calado.

Una vez fuera, arrumbamos al faro de Trafalgar con apenas viento y a motor.

 

Al poco de salir el Argos empezó a tener problemas con el piloto automático y como estaban intentando arreglarlo sobre la marcha íbamos a paso de tortuga.A la altura de Barbate, viendo que se nos iba a hacer muy tarde si continuábamos hasta Tarifa, decidimos entrar en el puerto de Barbate para proseguir la marcha al día siguiente, y así podrían intentar también arreglar el piloto más tranquilamente.

 

 

 Detrás del Argos saliendo de Sancti Petri

 

 

 

 

 Tripu del Argos

 

 

 

 

 

Argos


Tura


Tras una cena copiosa y unos cuantos gintonic, nos acostamos tarde y al día siguiente por la mañana estábamos preparados para salir a primera hora.Pero una vez más, Manu tenía algo que hacer;así que tuvimos que esperar a que repostaran y se volvió a retrasar la salida.

Arrumbamos hacia Tarifa y al cabo de un rato,se empezó a levantar ola y teníamos viento de proa de más de 20 nudos.

Del Argos no avisan por radio, de que el parte meteo va a empeorar bastante  y se va a meter el levante fuerte;  no es buena opción fondear en Tarifa .

Aquí se separan nuestros caminos, ellos deciden seguir hasta el puerto de la Alcaidesa(La Línea de la Concepción), y nosotros que sólo disponíamos de un par de días, en previsión de que el levante va a durar varios días, decidimos volver a Barbate.

A la vuelta, con viento en popa y corriente a favor, el Tura alcanzaba los 7.5 nudos con todo el trapo fuera, pero duró poco ya que a la altura de Bolonia el viento roló y nos entraba por la amura de babor, volviendo a los 5 nudos de costumbre.....y así llegamos a Barbate.

Estando allí nos encontramos con la tripulación del Tapora(vecinos de boya en el caño),a los que invitamos a cenar a bordo del Tura y pasamos una agradable velada.

 

Acantilados de Barbate


A primera hora del día siguiente zarpamos para Sancti Petri a dónde llegamos rápido gracias al perfecto viento que se dió para navegar.

 

 

 

 

 

 

Barbate

Tura saliendo del puerto de Barbate


0 comentarios

Travesía Sancti Petri - Algarve

Día 1: Salida 06/07/2015 a las 7.30horas de Caño Chanarro; poco viento así que motor puesto y llevamos una velocidad de 5 nudos.

El mar no está muy movido.Creo que la ola oscilará entre 0.8 y 1.2 metros.

Como viene siendo costumbre, me he tomado una biodramina después del desayuno,con cafeína y a eso de una hora, me ha hecho efecto......¡¡¡¡¡EFECTO CORDERITO!!!!!.....porque he estado en un duermevela prácticamente hasta la entrada de la bocana de Chipiona.

Hemos decidido pasar nuestra primera noche aquí, ya que tras 6.30 horas nos ha parecido que como toma de contacto estaba bien(sobre todo para mi).

Entrada------perfecta

Aproximación-----perfecta

Amarre-------perfecto

Hasta el salto que yo he dado ha sido perfecto(no me he doblado nada!!!); así que ahora toca algo fresquito y a descansar.

Después de una gratificante ducha salimos al pueblo a cenar, (que yo nunca había estado), y como no, de vuelta al Tura un poco achispados.

31.5 millas---6.5 horas---6 horas motor

 

 

 

 

 

 

 

 

Rumbo a Chipiona

 

 

 

 

 

 

 

El Tura amarrado en Chipiona

Día 2: Rumbo a Mazagón.

Si ayer había poco aire hoy aún menos, y el mar parece un plato, así que ponemos motor y comenzamos la travesía.

Hoy hemos salido un poco más tarde(8.30h), ya que en la oficina del puerto de Chipiona, no habrían hasta las 7.30h.

Creo que ha sido de los días más gratificantes para mi en el Tura......:he dormido a primera hora(¡¡¡como no!!!), he tomado el sol en cubierta y hemos pescado....parecía una caballa,aunque la hemos soltado....¡¡¡Fallo!!!, porque después hemos pensado que la podíamos haber limpiado y guardado en lomos para la cena....

Llegamos al puerto de Mazagón tras 6 horas de navegación.

Me estoy superando!!!!....hoy no sólo he puesto y he quitado defensas y cabos de amarre para puerto, sino que he saltado con los dos cabos para proa y popa.....a la vez!!!!.

Ahora toca esperar a que abran la oficina y nos asignen un pantalán.Mientras tanto a por algo fresquito y a descansar.

Una vez abierta la oficina , nos asignan un pantalán FÁCIL,FÁCIL....tan FÁCIL, que hemos necesitado tres intentos(por cenutrios, porque fácil era):----pantalán doble, sin ningún barco al lado, maniobra de aproximación.El viento nos empuja, ligeramente, tampoco mucho hacia el lado que no hay finger.Y entre la pericia del patrón y la incompetencia de la grumete, o sea yo, ayudados por una mierda de aire, hemos tenido el resultado de:

Barco atravesado......momentos de tensión....... golpe en el balcón de proa......sacamos barco a base de bichero y segunda maniobra.......otro tanto de lo mismo:

Barco atravesado......momentos de tensión......y otra vez atrás......esta vez:

Barco atravesado......momentos de tensión......y salto olímpico al pantalán del patrón.....que consigue amarrar los cabos, no sin dificultad.

Tras muchos sudores, cuadramos el Tura y ahora sí: relajación, ducha, café con hielo y.....mañana será otro día!!!!!.

32.5 millas---6 horas---6 horas motor

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de los sitios preferidos del patrón

 

 

 

 

 

 

 

Pantalán de espera Mazagón

Día 3:Rumbo a Culatra.

Tras otro madrugón(6 de la mañana), salimos del pantalán FÁCIL;con varias maniobras,claro está ,no iba a ser a la primera.Sopla un poco más de aire 15/20 nudos,pero hay unas olas bastante incómodas, aún así,con génova y mayor, alcanzamos 5.5/6.5 nudos....y POR FIN, sin motor.

Al principio parece que va a ser un día insoportable pero al cabo de un rato se lo toma el gustillo, porque para un sueño siempre viene bien un meneo!!!!!

Por si fuera poco  con los meneos, el patrón tiene que hacer malabares para esquivar tanta puñetera nasa.....(que del mundo de las nasas, ya hablaremos otro día....jodidas nasas!!!!).

Tras 5 horitas de navegación de verdad, como dice Hugo, cae el viento y tenemos que bajar génova y poner motor......aunque de velocidad vamos como siempre, unos 5 nudos....la cosa empieza a hacerse pesadita.....Es como si fueramos nadando,parece que no nos movemos,y las horas no pasan......pero bueno,lo sobrellevamos tumbados al sol en cubierta para calentarnos porque pleno julio y sudadera de la rasca que ha hecho hoy!!!

Tras 7 horas mas, entramos en la bocana de la canal de Culatra;grande y tranquila, a pesar de haber mucho barco(pero la mayoría son guiris......civilizados).

Ancla a la primera, no sin antes, momentos de estrés, por mi mal manejo de la rueda.....pero bueno,según el patrón, lo que cuenta es que hemos fondeado a la primera.

Así que ahora, tras tomar enfilaciones, nos tomamos algo y a vigilar para ver como se avecina la noche.

58 millas---11.30 horas---6.30 horas motor

 

 

 

 

 

 

 

Mercante salida Ría de Huelva

 

 

 

 

 

 

 

Otro

 

 

 

 

 

 

 

Entrando en Culatra

 

 

 

 

 

 

 

Fondeados en Culatra

Día 4:Hoy toca disfrutar del paisaje y descansar.

Visitamos Culatra, rápidamente porque va a ser la primera vez que dejemos el barco fondeado solo y nos sentimos un poco intranquilos, así que ha sido una visita básicamente para conseguir un parte meteo, hielo y visita relámpago por tierra.

 

 

 

 

 

 

 

Tomando distancias

Día 5:Salimos a las 9.30 horas con la pleamar, de la bocana de Ilha Culatra.Camino de Vilamoura,con poco aire,así que sólo hemos podido sacar trapo una hora, el resto del tiempo, mayor y motor;no sin ello un poco incómodo porque había ola y nos pillaba de través.

Tras 5 horas llegamos al puerto de Vilamoura.......OH,OH,OH!!!!! Limpio,ordenado y con unos marineros que te hacen el trabajo duro.Tanto en el pantalán de espera como en el propio amarre,hasta ayuda para soltar y coger cabos......esos 15 €, aproximadamente que nos cuesta de más aquí,están muy bien amortizados; teniendo en cuenta que en el último que estuvimos, Mazagón,era todo viejo,desastroso y no muy limpio.

Comemos y descansamos, porque luego nos ducharemos y saldremos a cenar. Y también aprovecharemos el wifi para ponernos al día, y sobretodo, mirar el tiempo(que en Culatra no había cobertura)

Consta reseñar que al patrón no le gustó nada Vilamoura, puerto demasiado pijo y pueblo de guiris sin nada que ver ni visitar.

22 millas---5 horas---4 horas motor

 

 

 

 

 

 

 

Lo único que nos llamó la atención en Vilamoura

Día 6: Aprovechamos para compras y reabastecimiento de combustible y agua

Día 7:Tras una semana de navegación, hoy comenzamos la vuelta.Vamos camino de Culatra para afrontar mañana la más larga hasta Mazagón.

Salimos a las 7.00horas, y tras recoger la fianza y entregar la tarjeta,¡¡¡¡¡sin bajarnos ni nada!!!!!, porque el marinero ya estaba estirando el brazo en el pantalán de espera para que no nos molestásemos en nada.Salimos a motor y sin poner ninguna vela en todo el trayecto que ha durado 4 horas.2/3 nudos de viento empopado era lo único que había, así que el patrón tiró el sedal y ha pescado nuestro almuerzo.

Ha sacado los lomos y guardaditos están para degustarlos a la plancha con lima.

Fondeamos casi en el mismo sitio que la vez anterior y sin ningún problema.......así que al solecito que vamos a retozarrrrrrr

20 millas----4 horas-----4 horas motor

 

 

 

 

 

 

 

 

La cena

Día 8:Salimos de Culatra casi con la bajamar a eso de las 6.45 horas, con algunos momentos de estrés debido al poco calado, pero sin mayores contratiempos.Nada de aire, ni siquiera para subir la mayor.

¡¡¡¡¡¡Es un poco desesperante!!!!!Pesca tras pesca, tras pesca, tras pesca, tenemos entretenimientos.....aunque solo guardamos la cena, el resto lo devolvemos al mar.

Después de 8 horas a motor, parece que sopla un pelín de popa, así que Hugo aprovecha y pone orejas de burro y nos quitamos de encima ese molesto ronroneo.

Después de 2 horas de deleite.......se acabó lo bueno!!! Llega otra vez la calma.

Así que, tras casi 12 horas de navegación amarramos en Mazagón sin problemas en el mismo pantalán de la otra vez.

Ducha,cena riquísima(nos parece que es melva,al final nos enteramos que es serrucho, una variedad de la zona) y a la cama que estamos molidos y tostados de tanta calor.

57.2 millas---11.5 horas---9.30 horas motor

 

 

 

 

 

 

 

Y más pesca

Día 9:El fin de nuestra travesía va llegando, vamos de Mazagón a Chipiona.

El día ha sido perfecto para la navegación.Aunque el parte meteo no auguraba buen tiempo (calma chicha daba), la pericia del patrón ha conseguido arrancarle unos nudos al viento.

Hemos preferido ir más despacio para no hacer uso del motor, así que comenzó la mañana con una navegación entre 2.5/3 nudos y después , la mayoría del tiempo hemos ido a 5/6 nudos.

El mar superbueno y otra vez ha habido pesca. Esta vez hemos hecho el mismo trayecto en un par de horas más, pero el zumbido del motor, sólo ha sonado al salir del puerto y al entrar en él.

Hemos amarrado sin problemas entre guiris(ingleses,franceses y suecos).

Y ahora nos merecemos un descanso, ducha y cena en el pueblo.

31.65 millas---8 horas---1.15 hora motor

Día 10:15/07/2015 Ohhhhhhhhhh!!!!!!Esto llega a su fin.!!!!

Hoy emprendemos la travesía a casa, a Sancti Petri.Amanece con calor sofocante y aquí en puerto no corre ni la mínima brisa.

Tras salir de puerto, hacemos el intento de sacar vela, aprovechando los 5 nudos que había, pero......¡¡¡¡que va!!!!.....empieza a caer eolo y tenemos que volver a poner a Don Volvo.Pasadas 3 horas parece que vuelve a subir.......así que allá va Hugo!!!!

Sacamos trapo y hasta la entrada de los espeques......así da gusto!!!!

Al llegar a nuestra boya, ¡¡Bingo!!!,nadie la ha ocupado, así que a la primera!!!

Y hasta aquí duró nuestra travesía de 10 días , 284 millas y muuuuuuuuuuuchas ganar de comenzar la siguiente!!!!

31.2 millas---7.5 horas---3.45 horas motor

0 comentarios

Travesia Sancti -Petri   -   Rota 2015

Día 1:    Salida del Caño Sancti Petri a las 8.15h, sin aire. Llegamos a la playa de la Puntilla(Puerto de Santa María), a las 13.50h.

Viento aparente 6/8 nudos y una velocidad media 3/3.5 nudos.

Tras 5.30 horas de navegación, nos encontramos fondeados en la bahía.

 

 

 

 

 

 

 

 

A la altura de Cádiz con la catedral al fondo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fondeados en la playa de la Puntilla, con el faro de puerto Sherry al fondo.

Día 2: Tras pasar la noche fondeados en la playa y revisando enfilaciones cada dos horas, hemos salido sin problemas.

Unos 8/11 nudos de aparente y con génova y mayor a unos 3 nudos. Hemos llegado al puerto de Rota en 2.30 horas.

Atracados en el pantalán de espera nos han asignado el G36; en una sola maniobra el patrón lo ha cuadrado e incluso ha hecho el trabajo de la grumete saltando a tiempo para trincar las cornamusas.

Día 3: Hemos amanecido a resguardo del puerto de Rota. Tras una noche de buena compañía, buenos manjares y buen riego, nos dejamos vencer a la resaca y al relax, aprovecharemos para adecentar el Tura y cargar aparatos.

 

 

 

 

 

 

Paseito por Rota.

 

 

 

 

 

 

 

Bajo los efectos de las bebidas espirituosas.

Día 4: Hemos salido a las 9.00h de puerto con muy poco aire y hasta que no pasamos Cádiz no aumenta algo. Así que la travesía es un poco incómoda ya que no pasamos de los 3/4 nudos con viento de popa y mar de fondo.......Cómo mujer precavida vale por dos, viendo el percal, en vez de una me tomé dos biodraminas, así que he tenido un viaje estupendo!!!!(grogui en la bañera).

Hemos llegado a casa un par de horas antes de lo previsto, sobre las 14.15horas estábamos amarrando.

 

 

 

 

 

 

 

Disfrutando la biodramina.

0 comentarios

Varada 2014

En esta varada nada más sacar el barco del agua casi nos da un patatús.La varada anterior no la hicimos nosotros, por desconocimiento ya que hacía pocos meses que teníamos el barco.Lo único que se le hizo en ella fue cambio de ánodos,cambio del cojinete del arbotante y se aprovechó para chorrear el casco y darle un tratamiento preventivo antiosmosis.

Nos habían recomendado aplicarle una patente autopulimentable y fue lo que hicimos así que le dieron micron extra de International,esto básicamente se traduce en $$$$$$.

Este año hemos decidido hacerlo nosotros y lo primero que hemos decidido es cambiar la patente pues cuando sacamos el barco del agua, tras año y medio,la obra viva era un auténtico arrecife.

Las tareas que le hemos hecho este año, con el barco en seco han sido:

-eliminación de toda la patente autopulimentable hasta llegar a la imprimación epoxi,aplicación de imprimación y pintado con               patente de matriz dura que nos permitirá limpiar el casco de vez en cuando y no llevarnos la pintura.

-cambio de ánodos

-desmontaje y engrase de hélice Maxprop

-pulido de obra muerta

-cambio de vinilos

-limpieza y pintado de sentina

-cambio de mangueras bombas de achique

-limpieza de óxido y pintado bancada de motor

-limpieza y pintado de transmisor cardan Walter V-Drive

-barnizado de escaleras acceso cabina

-pintado parte posterior panas del plan

-redistribución cableado batería

-galvanizado en frío de ancla y pintado señalización tramos de la cadena de fondeo

 

 

 

 

 

Sacando el barco del agua.

 

 

 

 

¡¡¡obra viva trás año y medio!!!


 

 

 

 

¡¡¡¡!!!!!

 

 

 

 

 

 

Trabajo manual(en la varada anterior no nos pintaron el apoyo de los puntales).


 

 

 

 

 

 

Rasca que rasca!!!

 

 

 

 

 

 

Me encanta una lija!!!


 

 

 

 

 

 

Suavecito, suavecito.

 

 

 

 

 

 

Hemos eliminado la línea blanca de la flotación.


 

 

 

 

 

 

 

 

Primera mano de imprimación

 

 

 

 

 

 

Terminada la imprimación


 

 

 

 

 

 

Primera mano de antifouling.

 

 

 

 

 

 

Seguimos.....


 

 

 

 

 

 

Finalizado el antifouling.

 

 

 

 

 

 

Puliendo la obra muerta.


 

 

 

 

 

 

Resultado.

 

 

 

 

 

 

Cambio de vinilos


 

 

 

 

 

 

Que se vea bien!!!

 

 

 

 

 

 

Metiéndole mano a la sentina.


 

 

 

 

 

 

Lijada, pintada y terminada.

 

 

 

 

 

 

Ánodos y hélice.


Y hasta aquí las fotos que tenemos.

0 comentarios